Fanatismo en la salud: Cultos de entrenamiento y dietas (Mike Howard)

La religión, la política, y sí, añadamos la nutrición a la lista. Desde mi experiencia “en las trincheras” de la industria y la blogosfera, he notado que la gente se toma el camino elegido para una salud óptima muy en serio. Y por muy en serio quiero decir que muchos rozan la obsesión y, me atrevería a decir, el cultismo.

Criterios del culto: La identificando a los zelotes de la salud, el fitness y la nutrición
– El grupo muestra excesivamente un celo y un compromiso incondicional hacia su líder / filosofía y (depende de si está vivo o muerto) consideran su sistema de creencias, ideología y prácticas como la Verdad, como ley.
– El cuestionarse, la duda, el disenso se reducen al mínimo o es desalentado.
– El liderazgo dicta, a veces con gran detalle, cómo los miembros deben pensar, actuar y sentir. El poder de la sugestión juega mucho de líderes a seguidores.
– El grupo es elitista, reclamando un estatus especial, exaltado por sí mismo, su líder (s) y sus seguidores (por ejemplo, el líder es considerado el Mesías, un ser especial, un avatar. O el grupo y / o el líder están en una misión especial para salvar a la humanidad).
– El grupo tiene una mentalidad polarizada de “nosotros contra ellos “, que puede causar conflictos con la sociedad en general. Una doctrina de un ajenos contra propios.
– El líder no rinde cuentas a ninguna autoridad, en particular los de la comunidad científica.
– Una mentalidad de «pensamiento de grupo», donde el individualismo es sólo alentado en la medida en que está permitido por el líder del culto nutricional.
– Reglas y regulaciones estrictas en el comer, rara vez con fundamento científico.
– Los miembros más leales (los «verdaderos creyentes») creen que no puede haber otro camino hacia una salud óptima que la que han elegido.
– Se consideran a sí mismos y sus autoridades como «pensadores de vanguardia» y consideran que si el resto del mundo lo pilla, seríamos un gran feliz, sano y delgado planeta.
– Su forma de comer, y sus autoridades que la defienden, son víctimas de persecución por parte de los medios, científicos corruptos y el gobierno.
– Una mentalidad victimista, por la que se sienten menospreciados por los «no creyentes».
– Dependencia excesiva de falacias lógicas para defender dicho modo de vida.
– Afirmar que cualquier extremismo dentro de su grupo son «unas cuantas manzanas podridas» y «no más fanático que cualquier otro grupo».
– El olvido de la realidad de que son parte del culto por su ferviente defensa de su camino escogido.
– Dependencia excesiva de un (o un puñado) único libro para «probar» la veracidad de lo que promueven.

Ninguna tendencia dietética se ha ganado tanta popularidad tanto como la baja en carbohidratos durante la última década. Y donde hay popularidad, sin embargo, hay muchas veces fanatismo.

Dejadme ser absolutamente claro: me gusta la dieta baja en carbos. Creo que puede ser una estrategia eficaz para perder grasa para muchos. Quiero también dejar claro que no quiero de pintar todos los low-carbers bajo el mismo trazo grueso. Conozco a mucha gente que siguen dietas bajas en carbos que son sensatas y ecuánimes en cuanto a la estrategia elegida.
Pero, como en los racimos de uvas, la gran mayoría de los low-carbers más fanáticos generalmente suscriben doctrinas idénticas. He señalado lo que creo es la diferencia entre el low-carber «sensato» y el «fanático».

Sensatos
– Aquellos a quienes les funciona bien, los que se sienten mejor y no se sienten restringido cuando comen bajo en carbohidratos.
– Aquellos que reconocen (o al menos consideran la idea) de que están comiendo menos cuando comen más bajo en carbohidratos.
– Aquellos que ven que, por lo general, se come más sano y comen más proteína de lo que lo hacían antes.
– Aquellos que reconocen que las dietas baja en carbohidratos son típicamente más altas en proteína, dándoles un efecto saciante superior a las dietas bajas en grasa.
– Los que les hablan a los demás desde su perspectiva y ofrecen puntos de vista desde perspectivas basadas en la evidencia y, sin embargo, reconocen que la investigación no es inequívocamente unánime en que las dietas bajas en carbohidratos es la mejor.
– Los que no sienten la necesidad de mantener de forma vigilante los hidratos de carbono por debajo de 20g al día.

Fanáticos
– Los carbohidratos y sólo los carbohidratos son la razón por lo que la gente está gorda.
– La insulina es lo que te hace engordar (de comer carbohidratos en exceso )
– Las calorías no importan, es todo cosa de las hormonas.
– Mantente lejos de frutas y verduras, pueden elevar el azúcar en la sangre.
– Ya sea un twinkie o una manzana , todo va a hacerte engordar.
– El ejercicio no hace nada para perder de grasa.
– «Buenas calorías, malas calorías» es infalible.
– Atkins era infalible (y no estaba gordo cuando murió).
– Deberías mantener un consumo proteico bajo en comparación a la grasa, ya que la proteína puede producir insulina
– Las dietas vegetarianas / veganas hacen que enfermes y engordes.
– Comer bajo en carbohidratos debería ser la dieta por defecto para todo el mundo cuando se trata de salud óptima y pérdida de grasa.
– Deberíamos comer sólo de acuerdo a cómo nuestros antepasados paleolíticos comían, lo que es muy bajo en carbohidratos.
– Las dietas low-carb funcionan debido a una ventaja metabólica.
– Los ácidos grasos omega-6 se deben evitar como la peste.
– Las dietas cetogénicas son óptimas para la pérdida de grasa.
– El hambre y el apetito funcionan estrictamente por vías fisiológicas.
– La pérdida o las ganancias de peso son casi siempre «arrastre de carbohidratos» o demasiadas proteínas (insulina)
– La gente gorda no come más que la gente delgada.
– Cualquiera que lleve un tatuaje de un personaje de ficción del paleolítico.

Típicas falacias lógicas
El hombre de paja: «Es mejor que rellenarte la cara con la pasta y comer galletas bajas en grasa».
Apelación a la autoridad: «Taubes, Eades, Groves, etc, lo dije …»
Cum hoc ergo propter hoc: «He reducido los hidratos y he perdido peso – por lo que los carbohidratos me hacen engordar».
Prueba de verborrea: «Buenas calorías, malas calorías, hay un montón de páginas de referencia»

Puede ser interesante  Particionamiento calórico 2

Y, por supuesto, existe un sesgo de confirmación de falacia abrumadora: quedarse sólo con la información que se alinea con el bajo-carbohidratismo extremo.

¿Estáis de acuerdo? ¿No estáis de acuerdo? ¡Perfecto, opinad!

A continuación vamos a echar un vistazo a algunas páginas que (en mi opinión) son sensatos y de mente cerrada carbofóbica y / o fanáticos por naturaleza.

Los sensatos
Los siguientes sitios, en mi opinión, son muy buenos, basados en la ciencia, no sólo para low-carbers, si no para los que están interesados en una vida sana en general.

Carbsane: Para mí el blog más completo científicamente hablando del planeta cuando se trata de desacreditar el dogmatismo extremo del las dietas bajas en carbohidratos. Muy científica, pero excelentes puntos de vista y comentarios.
Mr Low Body Fat: Cuando Muata Kamdibe tiene algo que decir, tiene toda mi atención, siempre. Es alguien que ha estado en las trincheras – pasando por una transformación impresionante a través de un enfoque bajo en carbohidratos.
Cassandra Forsythe-Pribanic: Un listado de sopa de letras de credenciales académicas y, probablemente, levanta más que tú. Siempre he apreciado la forma de acercarse de Cassandra a la nutrición y el entrenamiento.
Anthony Colpo: Colpo es más listo que tú. El autor de «The Great Cholesterol Con» y «The Fat Loss Bible», a menudo criticado por sus más que poca actitud amistosa, pero que respalda todo lo que dice con el hermetismo de la ciencia.

Los fanáticos
Los siguientes sitios, en mi opinión, son extremistas y / o sesgados a fin de adaptarse a un programa o una idea preconcebida.

Livin’ La Vida Low Carb: Jimmy Moore. En su día un sitio respetable en mi opinión, Jimmy (que a todas luces parece una persona muy agradable) y su página se han disparatado en un reino delirante mucho más preocupado en propulsar un imperio bajo en carbohidratos y en la difusión del evangelio del extremo bajo en carbos que en el equilibrio de la verdad. Aunque respeto que Jimmy tiene invitados en su podcast que no se ajustan plenamente al extremo de la baja en carbohidratos, cualquier mensaje que no va en línea con los extremistas es dejado de lado y ridiculizado por sus seguidores.
Fred Hahn´s Slow Burn: Un golpe doble de mente estrecha en la dieta y el fitness. Básicamente, si no estás con las dietas muy bajas en carbohidratos y un entrenamiento realmente lento, no tienes ni idea. Evitar a toda costa.
Zoe Harcombe: Aunque que comer «comida de verdad» es una buena idea, la difusión sin sentido y la desinformación acerca de por qué la gente gana y pierde peso no lo es. Ah, y las opiniones disidentes no son toleradas en los tablones de su mensaje.
Weston Price Fundation: Este sitio tiene «un programa» escrito por todas partes. Información cogida con pinzas, falsedades y medias verdades abundan y la mayoría de sus artículos no son causa pro fallcies causa.
Active Low Carbers Forum: O te suscribes a una filosofía muy baja en carbohidratos, o sufrirás la ira de los low-carbers. El prominente investigador de nutrición y entrenamiento James Krieger fue expulsado de forma descortés de este sitio sin ninguna razón.
Dr. Michael Eades: Eades era un individuo al que solía apreciar mucho. Su blog es muy completo y su obra rezuma intelecto. Lee entre líneas y, sin embargo, se hace evidente (desde mi punto de vista) que tiene el sesgo y el ego para desafiar a la inteligencia. El autor muestra una actitud condescendiente hacia aquellos que no están de acuerdo y coge blancos fáciles e ignora a aquellos que legítimamente no le cortejan.
Marks Daily Apple Forum: Mark Sisson es un tío muy inteligente y MUY en forma, con un seguimiento masivo. Sus artículos (aunque Paleo-céntricos) están bien pensados y no tiene la actitud de un líder sectario. Visitad sus foros sin embargo y el Paleo-centrismo está por las nubes y muy cultista.

Conversaciones feroces
Si tienes un par de semanas ociosas entre manos, aquí están algunos de los debates más convincentes entre los de los hidratos de carbono extremadamente bajos frente a la gente que está en un terreno neutral. Creo que lo importante de estas discusiones es verlo como una oportunidad para aprender algo.

– Martin Berkhan generó una discusión contundente en su «Talibanes bajos en carbos» hace un par de años.
– Alan Aragon azotó a la multitud de la «fructosa es el veneno» con su opinión disidente sobre el papel de la fructosa en la obesidad.
– La crítica «Buenas calorías, malas calorías» de James Krieger alimentó algunas discusiones acaloradas.
– Las “11 Conclusiones Críticas a lo Carbsano de Taubes», hecha a fin de un debate sobre salud.
– JP Fitness Forum: un acalorado debate sobre las leyes de la termodinámica.

Terreno neutral
La dieta baja en carbohidratos puede ser un método muy seguro y eficaz para la pérdida de grasa y la gestión de azúcar en la sangre. No es necesario sin embargo, para la mayoría de la gente, ser excesivamente restrictiva con los hidratos de carbono. Por supuesto, las diferencias individuales se deben tener en cuenta al elegir el mejor enfoque en la dieta y, para algunos, cuanto más baja en carbohidratos (e incluso mucho más baja) son eficaces y agradables. No hay ventajas notables en la salud o en la pérdida de grasa entre comer hidratos de forma moderada y muy pocos hidratos en estudios a largo plazo. De hecho, llevar una dieta menos restrictiva es mucho mejor para el éxito a largo plazo

Deja un comentario