Los mejores aceites vegetales para el cabello: ¡beneficios y cómo usarlos!

los aceites vegetales para el cabello son una gran opción que ha sido adoptada cada vez más por personas que buscan evitar el uso de productos químicos.

los aceites vegetales para el cabello proporcionan brillo y nutren el cuero cabelludo, ayudando a reducir la piel seca y escamosa, eliminando la caspa y proporcionando un crecimiento más rápido y saludable sin tener que usar productos químicos peligrosos o costosos.

Vea ahora los 8 mejores aceites vegetales para el cabello, sus beneficios y consejos sobre cómo usarlos.

1. Aceite de coco

Es uno de los aceites más versátiles, que también es excelente para la piel. Es rico en vitaminas, carbohidratos y minerales esenciales para la buena salud del cabello, y contiene gran cantidad de ácidos grasos que permiten una penetración profunda sin evaporación.

En el mercado, está disponible en diferentes variedades, como sin refinar, refinado y extra virgen y se considera uno de los mejores para el crecimiento del cabello.

Beneficios

El aceite de coco ofrece muchos beneficios para el cabello, incluida la protección contra el daño por calor y la reparación del cabello dañado y quebradizo. Usarlo regularmente también promueve un crecimiento saludable y ayuda a prevenir la caída del cabello.

Este aceite mejora la apariencia del cabello, ya que ayuda a retener la humedad y agrega brillo, además de que muchos tienen un delicioso aroma a coco que deja un olor muy sabroso.

Ideal para

Aunque es perfecto para todo tipo de cabello, es ideal para cabellos secos, sin brillo y maltratados. Este aceite vegetal para el cabello funciona bien para las personas que desean reparar el cabello quebradizo y se recomienda para aquellos con un crecimiento lento del cabello.

Cómo usar

Siempre que sea posible, opte por el aceite de coco orgánico. Debido a que es un aceite sólido a temperatura ambiente, calentarlo se ablandará y permitirá que la aplicación sea más fácil.

Las personas con cuero cabelludo graso no deben aplicar este producto en la raíz, solo en el cabello, y dejar actuar al menos 30 minutos para luego enjuagar con un champú sin alcohol.

Tratar tu cabello una vez a la semana con aceite de coco ayudará a proteger tu cabello del daño y a mantenerlo brillante y saludable.

2. Aceite de oliva

El aceite de oliva en el cabello es otro de los mejores aceites vegetales para cabellos extremadamente versátiles, con propiedades hidratantes y protectoras que recubren los hilos y protegen la queratina. Cuando se combina con jugo de limón, también tiene propiedades exfoliantes anti-caspa.

Cuando se usa regularmente, puede reemplazar la necesidad de usar acondicionador y otros productos alisadores. El aceite de oliva virgen extra ecológico es la mejor opción ya que es rico en antioxidantes naturales y no contiene ingredientes químicos.

Beneficios

El aceite de oliva protege el cabello del daño causado por el calor, proporciona brillo, hidrata y le da al cabello quebrado y dañado una apariencia saludable.

Ideal para

Cabello dañado, sin vida, seco o rizado, así como para cabellos con tendencia a la caspa.

Cómo usar

Se puede utilizar como tratamiento semanal tanto para cabello seco como no seco. Aplique una o dos cucharadas de aceite de oliva en su cabello y cúbralo con un gorro de ducha durante unos 30 minutos. Luego lávate bien el cabello y enjuaga con agua fría. Después del tratamiento con aceite de oliva, no es necesario utilizar acondicionador.

Cuando se usa con jugo de limón, también combatirá la caspa. Para este tratamiento, mezcle unas cucharadas de agua, aceite de oliva y jugo de limón. Frotar sobre el cuero cabelludo y dejar actuar durante 20 minutos antes de lavar.

3. Aceite de jojoba

El aceite de jojoba es ideal para el cabello porque comparte muchas características con el sebo, que es el aceite que produce naturalmente el cuero cabelludo y, por lo tanto, no interfiere con el equilibrio natural del cuero cabelludo.

Debido a que penetra profundamente en el tallo del cabello y el folículo, actúa de adentro hacia afuera y es un gran humectante. Los mejores son naturales y sin refinar, ya que no contienen ingredientes químicos añadidos.

Beneficios

Este cabello hidrata, previene la caspa, seca el cuero cabelludo y deja el cabello suave y brillante.

Ideal para

Cabello dañado, sin brillo o seco y para personas con problemas de caspa y cuero cabelludo seco.

Cómo usar

El aceite de jojoba se puede utilizar de diferentes formas. Es viscoso a temperatura ambiente y fluido. Puede aplicarlo en el cuero cabelludo antes de lavarse el cabello y dejarlo actuar durante 30 minutos o más, o puede dejarlo durante la noche.

También puede agregar unas gotas a su acondicionador o aplicarlo directamente en las puntas de su cabello inmediatamente después del lavado.

4. Aceite de semilla de uva

El aceite de semilla de uva es un extracto de semillas de uva prensadas en frío y contiene antioxidantes, emolientes y nutrientes esenciales para el crecimiento saludable de las células del cabello y la piel.

Aunque tiene las mismas cualidades hidratantes que muchos otros aceites naturales, es superior en su capacidad para tratar el cabello frágil, débil y la caída del cabello, además de ser eficaz contra la caspa y la dermatitis y puede ayudar con el crecimiento del cabello.

Beneficios

Este aceite hidrata y acondiciona el cabello, además de dejarlo fuerte y saludable. Es eficaz en el tratamiento de las puntas abiertas y el encrespamiento, muy útil para combatir la caspa y reduce la inflamación del cuero cabelludo en personas que padecen dermatitis.

Además, este aceite vegetal para el cabello bloquea la producción de DHT, una hormona que provoca la caída del cabello, y su alto contenido en vitamina E favorece la producción de ácido linoleico, que ayuda a restaurar la fuerza y ​​el brillo del cabello quebradizo. y débil.

Ideal para

Cabello seco, opaco, quebradizo, personas propensas a la grasa y con tendencia a la caspa además de ser eficaz para combatir la caída del cabello.

Cómo usar

En comparación con otros aceites vegetales para el cabello, es un aceite más ligero, lo que lo hace ideal para un uso frecuente, además de no tener olor.

Para usar como un tratamiento de acondicionamiento profundo, cubra su cabello con unas cucharadas de aceite de semilla de uva y déjelo reposar durante 10 minutos. Luego lavar con agua fría para tener un cabello hermoso y brillante.

Para el tratamiento de la caspa, frote el aceite directamente sobre el cuero cabelludo y déjelo absorber. Como tratamiento de noche, extiéndalo sobre su cabello, cúbralo con un gorro de baño o toalla y lávelo por la mañana.

Puede ser interesante  ¿La cáscara de plátano es buena para los pezones agrietados?

El aceite de semilla de uva también produce un aceite excelente que ayuda a aliviar el estrés y relajar los folículos pilosos.

5. Aceite de hierba de limón

Este aceite esencial contiene muchos minerales y vitaminas que son excelentes para el cabello. Tiene cualidades curativas y funciona muy bien para una amplia variedad de problemas de cabello y cuero cabelludo, además de estar comprobado que fortalece los folículos pilosos y reduce y previene la caída del cabello.

Beneficios

El aceite de limoncillo tiene propiedades antifúngicas y antivirales, siendo eficaz para aliviar el cuero cabelludo seco y la caspa. Se ha comprobado que inhibe la caspa que se produce por problemas provocados por el hongo Malassezia globular, que está genéticamente relacionado con la levadura.

Este aceite vegetal para el cabello también previene la caída del cabello y le da al cabello un brillo muy saludable, tiene un olor fresco y es conocido como calmante.

Ideal para

El aceite de limoncillo es ideal para todo tipo de cabello, y especialmente beneficioso para personas que tienen el cuero cabelludo seco y caspa, además de fortalecer los folículos pilosos en personas con caída del cabello.

Cómo usar

Agregue aproximadamente 10 gustos de este aceite a su botella de champú o acondicionador. También puede usarlo para masajear su cuero cabelludo agregando dos o tres gotas a su cabello junto con su acondicionador. Recuerde, nunca aplique aceites esenciales directamente sobre el cuero cabelludo o la piel a menos que se hayan mezclado con un aceite base, como aceite de oliva o aceite de coco.

6. aceite de argán

El aceite de argán o aceite de argán, también conocido como aceite marroquí, es un derivado de los granos que se encuentran dentro de la nuez de argán, que son frutos de los árboles de argán, del bosque de argán en Marruecos, y es rico en ácidos grasos, vitamina E y antioxidantes, y no solo hace que tu cabello luzca maravilloso, también tiene muchos beneficios y cualidades protectoras para tu cabello.

La mejor opción es el aceite natural, ya que se procesa mínimamente y no contiene aditivos ni productos químicos.

Beneficios

Este aceite vegetal protege los hilos de los daños provocados por el calor y los rayos UV, los hidrata y alisa, dejándolos suaves y muy brillantes.

Ideal para

Cabello frágil, seco, encrespado, áspero o quebradizo que a menudo se peina y se expone al calor y a productos químicos. Este producto también es ideal para personas con cabello que tiende a engrasarse.

Cómo usar

El aceite de argán es viscoso y se puede utilizar a temperatura ambiente. Debido a que no es tan graso como otros aceites vegetales para el cabello, como el de coco, puedes usarlo más de una vez a la semana, e incluso a diario si lo deseas.

El uso recomendado es poner unas gotas en las manos, frotarlas y luego aplicar a lo largo de los mechones evitando las raíces. Este aceite se puede aplicar sobre el cabello seco o húmedo y funciona muy bien como un tratamiento rápido anti-frizz.

7. Aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces proviene de almendras comestibles que se han cultivado específicamente para tener un sabor dulce y no solo es excelente para cocinar, sino también maravilloso para el cabello.

Beneficios

Este aceite contiene vitamina E, ácidos grasos, antioxidantes y proteínas, además de magnesio que reduce la degradación del cabello y lo ayuda a crecer. Tanto para la cocina como para el cuidado de la belleza, la mejor opción es siempre la natural ya que no tiene ningún químico.

Cómo usar

El aceite de almendras dulces es viscoso a temperatura ambiente. Calentar una cucharada de este aceite, frotarlo sobre el cuero cabelludo y dejar actuar durante la noche, lavando por la mañana.

También puede utilizar este producto después del champú para restaurar la humedad del cabello y evitar puntas quebradizas y quebradizas; Para hacer esto, frote unas gotas en sus palmas y aplíquelas sobre su cabello húmedo. Peina tu cabello y déjalo secar naturalmente para tener un cabello brillante y sin nudos.

8. Aceite de lavanda

Derivado de las flores de lavanda, los estudios muestran que el uso tópico de este aceite promueve el crecimiento del cabello y aumenta la cantidad de folículos pilosos en la cabeza, lo que resulta en un cabello más grueso y voluminoso. También tiene cualidades antimicronianas y antisépticas, lo que la hace ideal para personas con caspa.

Cuando se usa para masajear el cuero cabelludo mezclado con un aceite base, mejora la circulación, estimula el crecimiento del cabello e incluso puede prevenir la caída del cabello.

Los folículos pilosos que crecen cuando el cuero cabelludo tratado con aceite de lavanda se arraigan más profundamente, lo que provoca una menor caída del cabello.

Beneficios

El aceite de lavanda promueve el crecimiento del cabello sin los efectos secundarios que normalmente causan otros productos tópicos para el crecimiento del cabello. También hidrata el cuero cabelludo, previene la caída del cabello y equilibra la producción de sebo. El uso regular da como resultado un cabello más grueso y voluminoso.

Además de todos sus beneficios, está comprobado que alivia el estrés, que también es causa de caída del cabello y tiene un aroma muy agradable.

Cómo usar

Debido a que es un aceite esencial, mézclelo con un aceite base o un aceite portador, como aceite caliente o aceite de coco. Si se usa para masajear el cuero cabelludo, mezcle de 8 a 10 gotas de aceite de lavanda con dos cucharadas de aceite base y masajee. Déjalo actuar durante la noche cubriéndote el cabello con un gorro de ducha o toalla y lávate con champú por la mañana.

Agregar unas gotas de este aceite a su champú o acondicionador mantendrá su cabello hidratado y con olor.

Al elegir uno de los aceites vegetales para el cabello, recuerda elegir el que mejor se adapte a tus necesidades, tipo de cabello, y opta siempre por los orgánicos para obtener los mejores resultados.

¿Has usado alguna vez aceites vegetales para tu cabello? ¿Tiene la intención de incorporar alguno de estos en su rutina? ¡Comenta abajo!

Deja un comentario