Conquista la piel bronceada a base de té

Tener una piel más bronceada es el sueño de muchos consumidores y para eso la gente no escatima ningún esfuerzo. Así, acaban estando expuestos al sol durante un largo periodo de tiempo y sin la debida protección, provocando graves problemas en la epidermis, como el propio cáncer de piel, el tipo más común de esta enfermedad.

Otros, sin embargo, para lograr el efecto bronceado en la piel se someten a procedimientos químicos, como el bronceado artificial. Sin embargo, además de no ser tan saludable para las células de la piel, suele ser un proceso costoso que deja la piel en un tono anaranjado.

Pero existe una forma natural, económica y casera de oscurecer la piel. Para eso, solo necesitas preparar un té negro y aplicarlo en tu cuerpo.

Conquista la piel bronceada a base de té

Foto: depositphotos

Té negro para broncear tu piel

En el supermercado o farmacias es posible encontrar bolsitas de té negro, cuando las encuentres compra al menos 10. Cuando llegues a casa, hierve un litro de agua y en cuanto el líquido hierva, apaga el fuego.

Agrega las bolsas en un recipiente térmico y vierte el agua hervida. Luego cubra bien el depósito y espere aproximadamente 20 minutos.

Pasado el tiempo determinado, retira las bolsitas y coloca el té listo en un atomizador para que se aplique mejor en las zonas deseadas. Cabe mencionar que el té solo debe rociarse cuando esté frío, para no causar daños en la piel.

Aplicar por partes, si empiezas por las piernas dedica un tiempo especial para que toda la zona reciba el té. Pulverizar y con la otra mano esparcir la solución para que llegue al cuerpo de manera uniforme. Un dato útil es que si se aplica después del baño, la eficacia del té para broncear la piel es aún más pronunciada.

Puede ser interesante  Recetas de té para tratar la caída del cabello y la calvicie

Si toma té, puede guardarlo en el refrigerador hasta por un mes. Después de este tiempo, la bebida no funciona con tanta eficacia.

Un consejo interesante es añadir algunos elementos a la infusión, como aceite de almendras y alguna esencia de tu elección. De esta forma, puedes dejar tu piel bronceada, hidratada y aún más fragante.

ATENCIÓN: Nuestro contenido es solo para fines informativos. Todo procedimiento debe estar acompañado por un médico o incluso dictado por este profesional.

Deja un comentario