Yoga para principiantes: 10 posiciones para practicar

LA yoga para principiantes traerá tantos beneficios como ya promueve para aquellos en una etapa avanzada.

Así que si quieres empezar una clase de yoga para principiantes no tengas miedo, desde el principio sentirás que has tomado una gran decisión. Conozca las posturas que le irán muy bien a su bienestar.

¿Cómo hacer yoga para principiantes?

Como lo definen los expertos, esta es una práctica ancestral, originaria de la India, que promueve un alineamiento del equilibrio físico, mental y espiritual.

Los ejercicios de yoga para principiantes o estudiantes más avanzados promoverán una mayor flexibilidad y fuerza, posturas conocidas como asanas y técnicas de respiración. La combinación de estas iniciativas permitirá una práctica meditativa, que se traduce en grandes beneficios, como:

– Construyendo una musculatura fuerte;

– Mayor conciencia del momento presente;

– Ayuda a perder peso;

– Reducción de la ansiedad y el estrés;

– Flexibilidad mejorada;

– Prevención del dolor articular;

– Mejora de la salud ósea:

– Equilibrio de la presión arterial;

– Mayor concentración;

– Relajación física y mental;

– Mayor control de las emociones y muchas otras.

Cada movimiento de yoga tiene un propósito, por ejemplo, las posturas trabajan en áreas físicas del cuerpo y también se ocupan de las emociones y no importa si vas a hacer yoga en parejas para principiantes o en grupos.

Los ejercicios son aptos para cualquier edad y etapa de aprendizaje porque se realizan al límite de cada persona, incluso el yoga para mujeres embarazadas principiantes es una excelente práctica para este momento de la mujer.

Los profesores de práctica señalan que las posiciones de yoga para principiantes cuando la mujer está embarazada la ayudarán a adaptarse a los cambios externos e internos que trae la maternidad, es decir, es grandiosa para la vida de una madre.

Sin embargo, esta práctica no es solo para mujeres, también existen posiciones de yoga para hombres principiantes. De hecho, las posturas son las mismas, que pueden ser realizadas por practicantes femeninos o masculinos.

Entonces, si tienes miedo de tomar clases de yoga porque has visto a algunas personas haciendo posturas increíblemente difíciles, no te preocupes. Ningún maestro exigirá que su cuerpo sea forzado más allá de su capacidad.

O el yoga respeta la flexibilidad, el ritmo y la expresión física de cada alumno.

Yoga para principiantes: posiciones imprescindibles

Tadasana (postura de montaña)

En una clase de yoga integral no puede faltar esta postura, porque considera una base para todas las demás posiciones. Además, desarrolla estabilidad, crea una sensación de arraigo y equilibrio, alinea la postura y calma la mente.

Para practicarlo es necesario estar de pie, con los pies uno al lado del otro, bien alineados y las manos extendidas a lo largo del cuerpo.

Al principio, lo interesante es levantar los dedos de los pies y luego volver a colocarlos en el suelo. Los muslos deben estar muy firmes y la barbilla paralela al piso.

La cabeza debe estar recta y como si la parte superior tratara de observar el cielo.

Vrikshasana (árbol)

Entre las posiciones de yoga para principiantes, esta pose tiene un grado de dificultad muy bajo. Probablemente, incluso aquellos que nunca han hecho yoga han visto a un practicante hacer esta postura al aire libre en algún lugar.

Para realizar esta postura, debe levantar los brazos al nivel de los hombros y unir las manos por encima de la cabeza.

Luego, levante la pierna izquierda y lleve el pie hasta el muslo. Para aquellos que no pueden llegar, es posible bajar un poco el pie.

Luego invierte la posición y haz el mismo movimiento con el pie derecho.

Trikonasa (postura triangular)

Esta postura puede aliviar el dolor de espalda, fortalecer la médula espinal, mejorar la digestión, reducir el estrés y la ansiedad.

Para ello, es necesario pararse, con los pies paralelos, girar una pierna en un ángulo de 90 grados, mientras que la otra permanecerá estirada y ligeramente inclinada.

Estire los brazos al nivel de los hombros, con las palmas hacia abajo y alinéelos con los hombros mientras exhala, gire el torso hacia el lado de la pierna que está a 90 grados.

Levante su brazo libre hacia el techo con la palma hacia adelante e incline la cabeza como si estuviera mirando en su dirección.

Puede ser interesante  Prueba de globulina: rango alto y bajo + normal

Adho Mukha Svanasana (postura de perro mirando hacia abajo)

Entre las posturas de yoga para principiantes, esta también es una de las más conocidas. Esta postura ayudará con la flexibilidad, estirará la parte superior del cuerpo, aliviará la depresión leve y el estrés, calmará la mente y energizará el cuerpo.

Para practicarlo, debes colocar las palmas y las plantas de los pies en el suelo. Con la espalda recta, levante las caderas para que su cuerpo parezca un triángulo. Las piernas deben permanecer bien extendidas. Mantenga los brazos rectos y mire hacia sus pies. No permita que sus hombros toquen sus oídos y respire con facilidad.

Bhujangasana (postura de serpiente)

Esta postura aumenta la flexibilidad, la fuerza, masajea los órganos abdominales, regula la función renal y mejora la digestión.

Para comenzar, acuéstese boca abajo con las piernas rectas y unidas, con los dedos de los pies apuntando hacia atrás. Respira profundamente.

Mantenga las palmas de las manos planas contra el suelo a la altura de los hombros. Inhala y levanta la frente, la barbilla y el pecho presionando las palmas de las manos contra el suelo. Los hombros deben estar ligeramente doblados y el ombligo debe estar plano.

Virabhadrasana I (postura de guerrero I)

La postura del Guerrero I fortalece el cuerpo y la mente, aporta niveles más altos de energía y abre el corazón.

Para iniciar esta postura, es necesario realizar la postura del perro mirando hacia abajo, en la posición de cuatro apoyos. Levanta las caderas, volviendo el trasero al techo, levanta los talones y no dejes que toquen el suelo.

Lleva tu rodilla derecha hacia tu nariz y coloca tu pie derecho entre tus manos, apoya tu talón en el piso, presiona tus pies contra el piso y levanta tus brazos a los lados, bien estirados. Extiende los brazos hacia arriba, haz un movimiento como si fueras a sentarte. Inhale y exhale.

Virabhadrasana II (postura del guerrero II)

Esta postura estimula los órganos abdominales, alivia el dolor de espalda, aumenta la resistencia, es terapéutica para el síndrome del carpo y alivia la ciática.

Separe las piernas, manteniendo los pies paralelos, gire los dedos del pie derecho hacia afuera, mientras que el pie izquierdo permanece paralelo. Extiende los brazos a los lados.

Ahora vas a flexionar las rodillas 90 grados, sin dejar que la rodilla se extienda más allá de la línea del talón. La mirada se dirige hacia la punta del dedo medio de la mano derecha.

Balasana (postura del niño)

Esta postura estira la espalda baja, fortalece las caderas, relaja los hombros, ayuda a activar el sistema nervioso parasimpático, calma, relaja y ayuda a centralizar el cuerpo.

Con las rodillas ligeramente separadas, arrodíllese, estire los brazos hacia adelante con los codos separados del piso y acuéstese sobre las piernas, manteniendo la columna completamente erguida. La frente descansa en el suelo.

Marjaryasana (pose de gato)

Esta postura puede ayudar a las mujeres embarazadas para que el bebé esté en la posición correcta para el parto, alivia los calambres del ciclo menstrual, masajea la columna relajando los nervios y órganos del abdomen, asegura más flexibilidad en los hombros, columna y cuello.

También se conoce como estiramiento del gato. Para practicarlo, es necesario, está en la posición de cuatro soportes. Exhala tirando del ombligo hacia adentro y doblando la columna hacia afuera, como hacen los gatos.

Para hacer esto, presione el piso con las rodillas y las manos. Respire con calma.

Savasana (máxima relajación)

Esta es la máxima relajación. En ese momento, debe acostarse boca arriba en el suelo, con los brazos alineados a los lados y las piernas estiradas y ligeramente separadas.

Cierra los ojos, el profesor de yoga te guiará para que mentalices cada parte de tu cuerpo, para que estés completamente relajado. Por lo general, la música relajante en este punto ayuda a mantener el estado.

Conclusión

Se dio cuenta de que las posturas de yoga para principiantes no tienen ningún secreto. ¿Qué tal probar una actividad física diferente en tu vida?

Deja un comentario