Usos del metocarbamol (robaxina) y efectos secundarios

Usos del metocarbamol (robaxina) y efectos secundarios 4

El dolor muscular (como dolor en la espalda baja) y los espasmos musculares son problemas muy comunes que afectan a millones de personas. Los espasmos musculares y el dolor a menudo se tratan con relajantes musculares, como el metocarbamol, que restaura el sistema nervioso para proporcionar un alivio temporal. Siga leyendo para obtener más información sobre los usos y efectos secundarios del metocarbamol.

¿Qué es el metocarbamol?

El metocarbamol (marca comercial de Robaxin) es un medicamento recetado que se usa para tratar los espasmos musculares y el dolor. Este medicamento se usa comúnmente en combinación con fisioterapia, relajación y otros tratamientos para proporcionar alivio del dolor a corto plazo de afecciones musculares dolorosas. [1].

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción del metocarbamol no se comprende completamente.

La investigación sugiere que el metocarbamol actúa principalmente al suprimir el sistema nervioso al bloquear las señales nerviosas de la columna. También puede bloquear acetilcolinesterasa, una enzima que descompone el neurotransmisor acetilcolina, que juega un papel importante en la activación muscular [1, 2, 3].

Aunque se lo denomina relajante muscular, el metocarbamol no parece afectar directamente la contracción muscular. Sin embargo, el metocarbamol puede aumentar el período refractario de los músculos, que es el período en el que el músculo está relajado y no puede responder a las señales de los nervios. [4, 2].

Usos del metocarbamol

Dolor y espasmos musculares

El metocarbamol está aprobado por la FDA para el tratamiento del dolor causado por afecciones musculoesqueléticas. Las afecciones musculoesqueléticas incluyen trastornos que pueden afectar las articulaciones, huesos, músculos, tendones, ligamentos y nervios. [5].

Por lo general, no se usa metocarbamol solo. En cambio, debe usarse en combinación con otros tratamientos, fisioterapia y / o relajación. [6].

A pesar del uso relativamente extendido de metocarbamol para diversas afecciones de dolor muscular, hay poca investigación clínica para este uso. [7].

Un ensayo aleatorizado controlado con placebo más antiguo de 59 pacientes con espasmo muscular doloroso encontró que el metocarbamol fue eficaz en el 60% de los pacientes. Sin embargo, el 30% de los pacientes que tomaron el placebo informaron alivio de los síntomas. [8].

Según un ensayo aleatorizado multicéntrico controlado con placebo de 202 pacientes con dolor lumbar, el metocarbamol puede reducir el dolor y mejorar la movilidad. [9].

Otro ensayo aleatorizado controlado con placebo de 100 pacientes que sufrían calambres musculares debido a una enfermedad hepática encontró que el metocarbamol podría reducir la frecuencia y duración de los calambres. [10].

En un estudio de cohorte retrospectivo en el que participaron 592 pacientes con fracturas costales cerradas, el metocarbamol se asoció con una estancia hospitalaria más corta. [11].

Sin embargo, una revisión sistemática de 101 ensayos clínicos que examinaron varios fármacos relajantes musculares encontró que la investigación clínica sobre el metocarbamol es muy limitada y no hay evidencia suficiente para determinar su eficacia o seguridad. [7].

Seguridad del metocarbamol

Efectos secundarios

El metocarbamol puede provocar varios efectos secundarios. Si alguno de los efectos secundarios persiste o empeora, informe a su médico. Esta tampoco es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Informe a su médico si experimenta algún efecto secundario grave o si nota algún efecto secundario no mencionado aquí.

Algunos efectos secundarios comunes incluyen [6]:

  • Náusea
  • Vómitos
  • Vientre enfermo
  • Somnolencia
  • Mareo

Algunos efectos secundarios graves incluyen [6]:

  • Dificultad para respirar
  • Mareos intensos
  • Hinchazón de la cara, lengua o garganta
  • Náuseas o vómitos persistentes

Advertencias

Somnolencia y mareos

El metocarbamol actúa suprimiendo el sistema nervioso, lo que puede provocar somnolencia o mareos importantes. Aquellos que toman metocarbamol no deben operar un vehículo motorizado o maquinaria hasta que sepan cómo les afecta este medicamento. [6].

El metocarbamol no debe tomarse con otras sustancias que puedan debilitar el sistema nervioso, como otros relajantes musculares o alcohol.

Interacciones con pruebas de laboratorio

Existe alguna evidencia de que el metocarbamol puede interferir con ciertas pruebas de laboratorio. Informe siempre a su personal médico de todos los medicamentos que está tomando para evitar interacciones no deseadas.

Por ejemplo, hay un informe de caso de metocarbamol que causa un resultado falso positivo en una prueba de excreción de ácido vanililmandélico (VMA), que se utiliza para ayudar a diagnosticar ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, este tipo de prueba ya no se usa comúnmente. [12, 13].

Hay otro informe de caso sobre el metocarbamol que produce un resultado falso positivo en la prueba de excreción de ácido 5-hidroxioxoléleo (5-HIAA), que también se utiliza para ayudar a diagnosticar ciertos cánceres. [14, 15].

Riesgo de lesiones para los ancianos

El metocarbamol y otros relajantes musculares deben usarse con precaución en los ancianos debido al mayor riesgo de caídas y lesiones. [16, 17].

Contraindicaciones

Las personas alérgicas o hipersensibles al metocarbamol o cualquiera de sus componentes no deben tomar este medicamento. [6].

Embarazo y lactancia

Existe alguna evidencia de que el metocarbamol puede provocar defectos de nacimiento cuando se usa durante el embarazo. Las mujeres que están embarazadas o que planean quedar embarazadas no deben usar metocarbamol a menos que un médico determine que los beneficios superan los riesgos potenciales. [6].

No está claro si el meloxicam está presente en la leche materna. Un médico sopesará los beneficios y los riesgos y determinará si el uso de meloxicam es apropiado durante la lactancia.

Interacciones con la drogas

Se ha informado que los siguientes medicamentos interactúan con el metocarbamol. Sin embargo, esta no es una lista exhaustiva, así que informe a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando actualmente para evitar interacciones inesperadas.

  • Otros relajantes musculares, como tizanidina, carisoprodol, ciclobenzaprina
  • Medicamentos opioides como morfina, oxicodona, hidrocodona
  • Medicamentos barbitúricos, como fenobarbital y secobarbital
  • Benzodiazepinas, como lorazepam, clonazepam y diazepam
  • Bromuro de piridostigmina

¿Es el metocarbamol narcótico?

Con todos los relajantes musculares, existe cierta posibilidad de abuso de drogas. El metocarbamol tiene efectos sedantes y puede causar dosis más altas de disforia. [18].

Sin embargo, existe alguna evidencia de que la posibilidad de abuso de metocarbamol puede ser menor que la de fármacos similares, como el carisoprodol. Un estudio sugiere que el potencial de uso indebido del metocarbamol es similar al del lorazepam. Utilice siempre la dosis efectiva más baja para minimizar el potencial de abuso. [18, 19].

Distribución y formas de metocarbamol

La dosis de meloxicam puede variar. Siempre tome este medicamento según las indicaciones de un médico.

El metocarbamol está disponible como tableta oral y como inyección.

Los comprimidos orales están disponibles en concentraciones de 500 mg y 750 mg.

La dosis inicial de metocarbamol oral suele ser de 1.500 mg tomados 4 veces al día.

La dosis de mantenimiento se suele tomar 1.000 mg 4 veces al día o 750 mg cada 4 horas.