¿Puede la vitamina D reducir la probabilidad de cáncer?

¿Puede la vitamina D reducir la probabilidad de cáncer? 2

Además de su actividad de equilibrio inmunológico, la investigación emergente sugiere que los niveles saludables de vitamina D pueden reducir la probabilidad de cáncer. ¿Es la vitamina D realmente tan poderosa? Siga leyendo para descubrir lo que dicen las últimas investigaciones.

Instantánea de vitamina D y protección contra el cáncer

  • La vitamina D puede ayudar a prevenir el cáncer al fortalecer el sistema inmunológico
  • Las células cancerosas pueden tener más dificultades para formarse y crecer a niveles normales de vitamina D (investigación limitada)
  • A pesar de los resultados prometedores, los efectos de la vitamina D en la prevención del cáncer siguen siendo inciertos

La mayoría de los estudios publicados han encontrado que los niveles adecuados de vitamina D protegen contra el cáncer y el riesgo de muerte. [1].

La vitamina D y sus subproductos previenen la propagación del cáncer y el crecimiento de las células cancerosas. También estimula la muerte de las células cancerosas.

Como resultado, reduce la posibilidad de que la célula cancerosa sobreviva. [2, 3, 4, 5].

El cuerpo produce vitamina D de forma natural cuando se expone a la luz solar. Exponerse al sol de forma regular y moderada es una forma segura de mantener los niveles normales de vitamina D durante los meses de verano.

La vitamina D también se encuentra en ciertos alimentos, como los pescados grasos como el salmón y las sardinas. Además, hay muchos suplementos de vitamina D disponibles en el mercado.

Tomados en las dosis recomendadas, los suplementos de vitamina D se consideran seguros. Sin embargo, tomar demasiado puede ser perjudicial. Los suplementos de vitamina D también pueden interactuar con los medicamentos recetados. ¡Recuerde hablar con su médico antes de tomar un suplemento!

La vitamina D puede ayudar a prevenir el cáncer al fortalecer la respuesta inmunitaria, pero aún se están investigando sus efectos de prevención del cáncer.

Luego, veamos lo que los científicos han descubierto sobre sus efectos sobre diferentes tipos de cáncer en entornos experimentales.

Vitamina D y cáncer de mama

Las mujeres que tenían una alta ingesta dietética de esta vitamina y estaban expuestas regularmente a la luz solar tenían una incidencia, una recurrencia y un riesgo mucho más bajos, y un riesgo de morir de cáncer de mama. [6, 7].

Una ingesta de 2000 UI / día de vitamina D se asocia con una reducción del 50% en la incidencia de cáncer de mama [8].

Los niveles bajos de vitaminas también se han asociado con una progresión más rápida del cáncer de mama metastásico. [8, 9, 10, 11, 12, 13].

Por otro lado, varios estudios no han demostrado una asociación entre una mayor ingesta de vitamina D y un menor riesgo de cáncer de mama entre las mujeres posmenopáusicas. En uno, la suplementación diaria con 1000 mg de calcio combinada con 400 UI de vitamina D3 no tuvo ningún efecto sobre la incidencia de cáncer de mama. [14, 15].

En las células de cáncer de mama, disminuyó la producción de estrógenos y la actividad enzimática aromática, y aumentó la producción de andrógenos (testosterona, DHT) [16].

Las pacientes con cáncer de mama deben mantener niveles adecuados de esta vitamina para minimizar las complicaciones médicas asociadas con su deficiencia, incluida la pérdida ósea, caídas, fracturas e infecciones. Sin embargo, no deben complementar la vitamina D a menos que lo recomiende un médico. [17, 18, 19].

Algunos estudios sugieren que las mujeres que toman más sol y comen alimentos con alto contenido de vitamina D tienen menos probabilidades de contraer cáncer de mama, mientras que otros estudios no han encontrado ningún vínculo. Los estudios a gran escala deberían aclarar estos hallazgos.

Vitamina D y cáncer de próstata y colon

Los estudios epidemiológicos han informado que los niveles más altos de vitamina D en sangre están asociados con un menor riesgo de cáncer colorrectal. [1, 20, 21].

Puede ser interesante  Envenenamiento y usos históricos Belladonna (Deadly Nightshade)

Según un estudio individual, una ingesta diaria de 1000 a 2000 UI / día de esta vitamina podría reducir la incidencia de cáncer colorrectal en un 50%. [22].

Además, reduce el riesgo de morir de cáncer de próstata en personas que reciben más UVB, una fuente importante de vitamina D. [23, 24].

La deficiencia de vitamina D puede aumentar el riesgo de iniciar y promover el cáncer de próstata. [25, 26].

En las células del cáncer de próstata, la deficiencia de vitamina D aumenta la producción de andrógenos (testosterona y dihidrotestosterona) [27], que aumenta el crecimiento del cáncer de próstata.

Según investigaciones limitadas, mantener niveles más altos de vitamina D en sangre puede ayudar a prevenir el cáncer de colon. La deficiencia puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata. Se necesita más investigación.

Vitamina D y cáncer de páncreas y ovario

En un estudio, una mayor ingesta de vitamina D se asoció con menores riesgos de cáncer de páncreas. Las dosis de 600 UI / día o más de esta vitamina redujeron el riesgo de cáncer de páncreas en un 41%. Sin embargo, este estudio solo analizó las asociaciones a lo largo del tiempo. Los estudios clínicos deben determinar si la vitamina D realmente reduce o no el riesgo de cáncer de páncreas. [28].

Otro grupo de investigadores encontró que los niveles bajos de vitamina D son comunes en pacientes con cáncer de ovario y se asociaron con una tasa de supervivencia general más baja. [29].

Por otro lado, la radiación ultravioleta B (UVB), conocida por promover la producción de vitamina D en la piel, se asoció con un menor riesgo de cáncer de ovario en un estudio. A pesar de estos resultados prometedores, todavía es demasiado pronto para decir si la vitamina D ayuda a prevenir el cáncer de ovario [30].

Aún no está claro si la vitamina D puede ayudar a prevenir el cáncer de páncreas o de ovario, aunque los primeros estudios sugieren su potencial.

Más sobre la vitamina D.

Límites

Si bien un creciente cuerpo de evidencia parece indicar que la vitamina D puede desempeñar un papel en una multitud de afecciones médicas, la mayor parte de la evidencia de estos roles proviene de estudios in vitro, en animales y epidemiológicos. Los ensayos clínicos aleatorizados se consideran más definitivos [31, 32].

Por último, asegúrese de hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de la suplementación con vitamina D, especialmente si le preocupa su riesgo de cáncer.

Traer

La vitamina D ayuda a equilibrar la respuesta inmunitaria. El cuerpo lo demanda para un bienestar óptimo. La investigación emergente sugiere que las personas con niveles bajos de vitamina D pueden tener un mayor riesgo de contraer diferentes tipos de cáncer, como cáncer de mama, próstata, ovario y colon. Los estudios han demostrado que la vitamina D puede dificultar el crecimiento y la división de las células cancerosas, quizás al mantener alerta al sistema inmunológico. Es una buena idea mantener sus niveles dentro del rango normal tomando suficiente sol y fuentes dietéticas de vitamina D. Sin embargo, hay una falta de datos clínicos que respalden la suplementación para prevenir el cáncer.

Leer más

Deja un comentario