Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Tener un abdomen plano

Hace tan solo algunos años perder peso pasó de ser una cuestión de salud a convertirse en algo puramente estético, volviendo de esta manera la zona abdominal de una persona en el eje central de su sex-appeal. Tener un abdomen plano, libre de grasa y unos abdominales desarrollados es el objetivo principal de la mayoría de personas que se inician en el mundo del fitness, sin embargo son muy pocos los que logran este loable objetivo.

Por lo anterior quiero dar inicio a una pequeña guía que tiene como objetivo enseñarnos la manera correcta de conseguir esos abdominales que están tan de moda en estos momentos. La presente guía consistirá en 3 partes o etapas donde se explicará detalladamente los pasos a seguir en el proceso del moldeamiento abdominal, aunque es importante destacar que los resultados pueden variar de persona a persona.

Esta guía esta pensada para que cualquier persona pueda ponerla en práctica, no importa el peso que tenga actualmente. Esta primera parte de la guía tiene como objetivo reducir el exceso de grasa abdominal que tengamos, algo fundamental en el moldeamiento del abdomen.

Quizá esta sea la etapa mas larga en cuanto a duración, aunque el tiempo de la misma va a variar según la cantidad de grasa abdominal que tengamos acumulada. Es fundamental que en esta primera parte de la guía nos armemos de mucha paciencia pero sobre todo de mucha disciplina, ya que aquí tendremos que modificar muchos hábitos nuestros para poder concluirla satisfactoriamente.

  • Modifique los hábitos alimenticios: para conseguir grandes resultados se deben hacer grandes sacrificios, y modificar los hábitos alimenticios es uno de ellos. Como el objetivo de esta primera parte de la guía es reducir al máximo el exceso de grasa abdominal que tengamos, debemos eliminar de nuestra dieta todos aquellos alimentos que tienden a enlentecer el metabolismo del organismo y también aquellos alimentos que se convierten fácilmente en grasa corporal. Teniendo en cuenta esto, y si quiere desarrollar sus abdominales, es importante que le diga ADIOS a las harinas y azúcares refinadas (postres, panes, chocolates, sodas), ya que éstas producen descontroles en los niveles de azúcar en la sangre, lo que obliga a el cuerpo a producir mas insulina de la normal y esto termina convirtiendo ese exceso de carbohidratos en grasa corporal. En esta etapa de la guía, use como endulzantes azucares sin refinar (como la azúcar morena), fructosa o miel. Es importante también que reduzca las porciones de comida, esto para que progresivamente el tamaño de su estomago se reduzca (aspecto fundamental si quiere lucir unos abdominales bien marcados). Y por último, haga del agua su amiga, ya que mantener el cuerpo correctamente hidratado es pieza clave si quiere reducir de talla.
  • Practique ejercicios cardiovasculares: fundamental en esta primera etapa de la guía. El objetivo de los ejercicios cardiovasculares es gastar ese exceso de energía (normalmente en forma de grasa abdominal) que tenemos acumulada en el organismo. Adicional a esto, los ejercicios cardiovasculares nos permitirán mejorar nuestro estado físico y la flexibilidad del organismo, componentes fundamentales para las siguientes partes de la guía. Caminar – trotar – correr, practique alguno de estos ejercicios según sea su estado físico inicial; si tiene mucho sobrepeso, lo recomendable es que empiece a caminar al menos 45 minutos al día a paso rápido. Si el sobrepeso que tiene es moderado, puede realizar rutinas de caminata y trote alternándolas por día. Cuando ya sienta que su estado físico ha mejorado considerablemente, intente practicar trote y carreras cortas, alternándolas día a día.