Saltar al contenido
Fisiomorfosis

¿Respiras correctamente?, Te enseñamos cómo hacerlo

¿Te has preguntado alguna vez si estás respirando de la forma más apropiada?. Lo más seguro es que respires solo por el instinto involuntario que ejercen los pulmones. El aire compone una grandiosa fuente de vida, además de ser necesaria para la supervivencia del ser humano y de cualquier ser vivo, pero muchas veces respiramos de manera inconsciente y errónea de tal forma que no sacamos beneficio alguno (a parte del de mantenernos con vida) de algo tan valioso para nuestro cuerpo como es el aire.

Es importante saber que la respiración se compone 2 momentos esenciales: inspiración o toma de aire y espiración o salida del aire. Cuando realizamos actividad física, mantener una correcta respiración se convierte en algo fundamental, ya que durante el ejercicio el aire y el agua se convierten en el combustible que determinan la eficiencia de nuestro organismo, de hecho, en maratones de atletismo una correcta respiración puede marcar la diferencia entre dos personas con la misma condición física. Pero esto no es todo, estudios científicos han demostrado que realizar ejercicios de respiración ayuda a prevenir muchas enfermedades degenerativas, reduce la tensión muscular y el estrés causado por las actividades cotidianas.

Realiza el siguiente ejercicio para mejorar tu capacidad alveolo pulmonar: Con los ojos cerrados y de preferencia en un lugar tranquilo, inspire profundamente hasta que el pecho aumente claramente el volumen, acto seguido exhale el aire lentamente ya sea por medio nasal o bucal. Repite este proceso unas 10 veces. Una variante interesante de este ejercicio es tapar una fosa nasal mientras respira. La idea del ejercicio es realizar 10 inspiraciones y espiraciones con la fosa nasal izquierda (tapando para ello la derecha) y repetir este proceso tapando esta vez la fosa nasal izquierda para respirar por la derecha.

Este segundo ejercicio le permitirá mejorar el ritmo y el control de la función tónica: toma un papelito y colócalo en la pared, tome aire enérgicamente e intente mantener el papel en la pared con un soplo lento y prolongado. Repítalo veces.

Por último, este ejercicio mejorará considerablemente su capacidad pulmonar. Utilice una balde con agua donde puedas introducir la cara, vuelve a tomar aire e inmediatamente introduce la cara en la balde y expulsa lentamente el aire por la nariz haciendo burbujeo, entre más tiempo tratemos de durar expulsando el aire mucho mejor.

Respirar de forma correcta puede mejorar considerablemente su calidad de vida, le permitirá rendir mejor durante sus rutinas de ejercicios y sin duda alguna le hará verse y sentirse bien.