Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Remedio casero para la hipertensión arterial

En términos generales, la hipertensión es una enfermedad que se caracteriza por el incremento de la presión sanguínea en las arterías y que está asociada a malas prácticas alimenticias, como la ingesta excesiva de grasas, y al sedentarismo.

La tensión arterial de las personas varía durante el transcurso del día, y sus niveles pueden cambiar según la actividad que se esté realizando, por ejemplo, si acaba de hacer algún tipo de esfuerzo físico es normal que la tensión arterial esté algo elevada. Por ello es recomendable que al momento de tomar la tensión arterial, se haga en un estado de total reposo.

Para evitar la hipertensión arterial se deben seguir una serie de normas básicas, como perder peso en el caso de que se padezca de obesidad, realizar ejercicio de forma regular, y disminuir la ingesta de grasas, sal y de alcohol. Aunque existen medicamentos para reducir la hipertensión, mientras un médico no lo considere necesario, es mejor recurrir a remedios naturales.

El ajo y la cebolla son conocidos en la medicina natural (y en la tradicional) por la multitud de beneficios que éstos productos de la naturaleza le proporcional al cuerpo. Un remedio para mantener controlada la tensión arterial consiste en elaborar un macerado de ajo y cebolla y tomarlo cada día en ayunas.

Ingredientes

  • 5 dientes de ajo (de preferencia ajo rojo)
  • El jugo de 2 limones
  • 1 Cebolla (de preferencia blanca, ya que las rojas suelen ser algo fuertes para el estómago)