Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Propiedades de la linaza

Son verídicas las propiedades de la linaza en nuestra salud, ya que ésta ha sido usada durante mucho tiempo en la medicina alternativa. Hay personas que por diferentes razones sufren de estreñimiento, de colon irritable o de intestino perezoso, lo que causa que sus idas al baño sean una auténtica odisea. Es precisamente aquí donde podemos recurrir a la linaza, ya que ésta, al entrar en contacto con agua, produce un aceite que al ser ingerido estimula los receptores ubicados en las paredes intestinales haciendo que se expandan. Esto produce un efecto similar al que genera un laxante, con la ventaja de ser algo 100% natural.

La linaza también actúa como fibra para nuestro organismo, lo que con el tiempo nos ayudará a conseguir una mejor digestión de las comidas.

Al incluir la linaza en nuestra dieta le estaremos proporcionando a nuestro cuerpo Omega 3, el cual es conocido por reducir al máximo los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares.

La mejor forma de consumir la linaza es remojándola en agua tibia, y dejarla así por toda una noche. Puedes beber el agua y el aceite que genera la linaza sin necesidad de ingerir las semillas (para esto utiliza un colador) aunque lo recomendable es ingerir las semillas junto con el agua, ya que de esta manera le estarás proporcionando fibra al organismo.