Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Prevenir la Hipertensión Comiendo Arándanos

¿Quién no ha disfrutado alguna vez de los arándanos? Seguramente todos, sin embargo lo que seguramente no sabía es que, a parte de ser ricos en vitamina C, pueden ayudar a prevenir la hipertensión.

Un reciente estudio, realizado por miembros de las Universidades de East Anglia (Reino Unido) y Harvard (EEUU), afirma que los arándanos, a parte de ser una deliciosa fruta, ayudan a reducir el riesgo de padecer hipertensión arterial.

Según los autores de esta investigación, los arándanos poseen un compuesto conocido como antocianinas, el cual es el responsable del efecto protector contra los problemas de hipertensión. Las antocianinas son también las responsables de brindarle el color purpura, azul y rojo a las hojas y frutos, por lo que también se encuentra en cantidades abundantes en fresas y zarzamoras.

El estudio, dirigido por Aedin Cassidy, se llevó a cabo con 134.000 mujeres y 47.000 hombres a lo largo de 14 años, y consistió en que cada dos años los participantes del estudio debían completar un cuestionario sobre su estado de salud y cada cuatro años eran sometidos a análisis de sus hábitos alimenticios.

Los investigadores llegaron a dicha conclusión debido a que durante el estudio, 35.000 participantes desarrollaron una hipertensión, pero aquellos que consumían la mayor cantidad de antocianinas mostraron un riesgo 8% menor de sufrir esta clase de afecciones, siendo la principal fuente de antocianinas de los participantes los arándanos.

Es importante recalcar que los arándanos pertenecen también a los denominados Súper Alimentos, debido a que esta fruta le proporcionan al organismo una cantidad considerable de fitonutrientes, los cuales ayudan a neutralizar los radicales libres (aquellos que causan daño y envejecimiento de las células).