Saltar al contenido
Fisiomorfosis

¿Por qué engordamos?.

¿Por qué engordamos?. Esta es quizá una de las preguntas más comunes que nos hacemos pero a la vez es una pregunta a la que dificilmente le encuentramos una respuesta satisfactoria. La causa más común del aumento de peso suele ser el hecho de comer más de lo que el organismo necesita. En pocas palabras, la mayoría de las personas engordan porque ingieren más calorías de las que utilizan.

Es común que pensemos que engordamos porque comemos mucho y esto no es del todo cierto. La cuestión no se trata de comer demasiado en terminos de cantidad, sino de calidad. Por ejemplo, una persona que come demasiados alimentos ricos en calorías, carbohidratos y grasas saturadas tendera a engordar mucho más facilmente que aquel que consume grandes cantidades de alimentos ricos en fibra.

Si pesas demasiado, Cuerpo Armonioso te invita a que contestes las siguientes preguntas para averiguar la posible causa de tu sobrepeso.

¿Comes de más cuando estás bajo estrés o como forma de combatir la ansiedad o la depresión?

Es común que las personas se refugien en la comida como medio de escape a situaciones emocionalmente estresantes. Si bien es cierto que son muchos los que encuentran un verdadero alivio en la comida, el precio a pagar es bastante alto, ya que gracias a esto es que se presentan la gran mayoría de los problemas relacionados con el sobrepeso. Un consejo para lidiar con el estrés emocional o físico es encontrar algún tipo de ejercicio físico que te ayude a liberar tensiones. Un hobby es otra manera sana de superar las etapas de estrés emocional.

¿Has estado bajo medicación últimamente?

Aunque no lo creas, ésta puede ser la causante de tu sobrepeso. Existen diversos medicamentos que poco a poco te hacen aumentar de peso. Entre ellos están los esteroides y la píldora anticonceptiva. Si éste es el caso, es importante que acudas con tu médico y le comentes sobre este aumento de peso, ya que es posible que necesites una dosificación menor de éste o, en casos extremos, un cambio de medicamento. En caso de que el cambio de medicamento no sea factible, deberás disminuir el consumo de calorías y aumentar la práctica de ejercicios aeróbicos con el fin de mantener un equilibrio en el peso de tu cuerpo.

¿Has venido engordando conforme te pasan los años?

Las personas a medida que van envejeciendo van necesitando menos energía que los más jovenes debido a que su metabolismo basal se hace más lento. Además, normalmente las personas mayores practican menos ejercicio por lo que el gasto calórico es menor. Es importante ser consientes que a medida que envejecemos debemos ir reduciendo paulatinamente la cantidad de calorías que ingerimos diariamente y practicar más actividad física.

¿Has subido de peso desde que cambiaste de trabajo por otro físicamente menos desgastante o desde que dejaste de practicar algún deporte?

Generalmente los cambios bruscos en el consumo y gasto de calorias pueden ser motivo del aumento de peso. Si este es tu caso, es importante cambiar la alimentación, reduciendo la cantidad de calorías que ingerimos diariamente y aumentando la cantidad de alimentos ricos en fibra. A parte de esto es importante empezar (o retomar) la práctica de algún ejercicio físico o deporte.