Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Metrosexuales vs Machos

El moderno hombre coqueto y metrosexual no resulta tan atractivo para las mujeres, ya que las damas ven a la modestia y al costado femenino como rasgos poco seductores. Es la conclusión de un estudio realizado por la Universidad de Rutgers y publicado en la revista Psychology of Men and Masculinity.

El moderno hombre coqueto y metrosexual no resulta tan atractivo para las mujeres, ya que las damas ven a la modestia y al costado femenino de los caballeros como rasgos bastante poco seductores.

A dichas conclusiones llegó un estudio realizado por la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) y publicado en la revista Psychology of Men and Masculinity. Tanto para los hombres como para las mujeres, hay cosas que deben y cosas que no deben hacerse. Las mujeres tienen que ser sociales y estar orientadas hacia los otros, pero no deben mostrarse dominantes. A través de la historia y las culturas, los hombres fueron estereotipados como más independientes y enfocados en sí mismos que las mujeres, dijo Corrine Ross-Racusin, la autora principal.

Los autores se propusieron averiguar si liberar a los hombres de las ataduras de la masculinidad tradicional es bueno para ellos, ya que muchos creen que comportarse como machos, es decir, siguiendo las normas aplicadas desde hace siglos a su género, es en realidad perjudicial para ellos.

Ross-Racusin trabajó con 132 mujeres y 100 hombres. Todos miraron un video de quince minutos sobre entrevistas laborales realizadas a actores femeninos o masculinos. Todos los participantes filmados mostraron la misma capacidad y competencia para el trabajo buscado, pero las damas que miraron las imágenes sintieron mucha menor atracción por los hombres modestos. Los caballeros, por el contrario, no sintieron la menor incomodidad frente a la humildad femenina. Por ese motivo los autores concluyeron que, contrario a lo que se cree, las mujeres no se sienten sexualmente atraídas por hombres de rasgos “no machos”.

De hecho, las damas describieron a la modestia como un rasgo de personalidad pobre que no ayuda a conseguir un gran trabajo y buenas ganancias. Pero los autores aclararon que, en la realidad, la humildad no constituye ningún impedimento a la hora de conseguir un empleo.

A las mujeres se les permite ser débiles pero este rasgo está prohibido para los hombres. En contraste, el ser dominante está reservado para los hombres y restringido para las mujeres, explicó Ross-Racusin.

Fuente: Prensapuradigital.com.ar

A modo de opinión personal, considero que este aspecto es dictado mas que nada por la química de nuestro cuerpo. Los hombres que tienen rasgos y actitudes de ‘Machos’ generalmente tienen niveles de testosterona muy elevados, aspecto que químicamente resulta atractivo para las mujeres. El ser humano, desarticulado hasta su aspecto mas básico, es una máquina de procreación, por lo que las mujeres instintivamente buscan los mejores especímenes para reproducirse.