Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Metrosexuales, ¿ser o no ser?

Lucir bien es sin duda alguna una de las formas mas eficientes para subir el autoestima, nos facilitará en gran manera conseguir pareja y seguramente hará que encajemos mejor en esta sociedad aduladora de la belleza. Pero, ¿Qué pasa cuando nos preocupamos demasiado por la belleza física?.

En las mujeres esto nunca ha sido extraño, ya que desde tiempos inmemorables el termino mujer ha sido asociado a la belleza pero recientemente se ha visto un cambio en las tendencias, una preocupación excesiva por la belleza en los hombres.

Un metrosexual es un hombre que siente una gran preocupación por cuidar su belleza o su imagen física, llegando a gastar grandes cantidades de dinero en cosméticos y en ropa, comportamientos que antaño eran exclusivos de las mujeres. Un metrosexual es una persona a la que le gusta estar siempre a la moda, utilizar tratamientos faciales para el cuidado de la piel, arreglarse las uñas, tinturarse el cabello, en resumen, una persona que quiere verse y sentirse bien y hacérselo saber a las demás personas.

Aunque este comportamiento sugiere que el individuo metrosexual pueda ser afeminado o en términos mas extremistas, homosexual, lo cierto es que esta práctica ya es realizada por muchos hombres, independiente de su inclinación sexual.

A día de hoy aún hay sociedades y culturas que no ven con buenos ojos a los hombres metrosexuales, sin embargo este cuidado por la imagen corporal se ha venido haciendo muy popular en las generaciones entrantes, lo que sin duda alguna terminará transformando con el paso de los años lo que hoy en día se conoce como imagen masculina, erradicando poco a poco el estereotipo de “macho” de la faz de la tierra.