Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Mantener una correcta higiene buca

Mantener una correcta higiene bucal es esencial para conservar un buen aliento, sin embargo esto no siempre es suficiente. Una persona que mantenga una correcta higiene bucal, haya descartado problemas de salud y aún así tenga problemas de mal aliento quizá se encuentre ante un caso de Caseum Amigdalar.

El Caseum son pequeños cálculos amigdalinos, los cuales se generan por acumulación de restos orgánicos (generalmente de comida) con forma de grumos en pequeñas cavidades de las amígdalas (conocidas como criptas) y en el esófago. Estos pequeños cálculos amigdalinos tienen una forma irregular, de color amarillento o blanquecino, de consistencia dura, generalmente pueden medir desde un par milímetros hasta 1 cm. El mal aliento se presenta debido a que, al ser restos orgánicos en descomposición, el Caseum presenta un olor nauseabundo, generando a su vez un mal sabor de boca.

Este tipo de cálculos generalmente salen por su propia cuenta, e incluso, pueden ser raspados fácilmente para su eliminación, sin embargo, a medida que el cálculo empieza a solidificarse, se calcifica haciendo que su extracción sea un poco mas complicada.

El tratamiento para eliminar definitivamente el Caseum es algo controversial, ya que consiste básicamente en sellar las criptas amigdalinas por medio de láser, o en casos mas extremos, extirpar completamente las amígdalas.

La eliminación completa de productos lácteos en la dieta también podría eliminar completamente el padecimiento de este oloroso mal.

*Debido a lo desagradable que pueden resultar las imágenes de la cavidad bucal para algunas personas, me abstengo de publicar contenido gráfico explicito para este tema. Sin embargo si desea conocer la apariencia de como luce un Caseum Amigdalar, de clic en el siguiente enlace: Imagen de Caseum Amigdalar.