Saltar al contenido
Fisiomorfosis

La Importancia de Dormir Bien

El sueño es una parte importante de nuestra vida. El hecho de dormir bien se verá reflejado en nuestra productividad, en la manera como nos sentimos, en nuestro aspecto físico, en la salud e incluso en actividades que requieran concentración.

Por ello es importante que no se altere, ya que su función es restaurar tanto el cuerpo, como el cerebro. Sin embargo, no todas las personas necesitan la misma cantidad de horas para reponerse. El promedio de horas de sueño que una persona necesita está entre 7 -8 horas, aunque unas necesitan 10 horas y otras un poco menos para estar y sentirse bien.

Debido a que el sueño juega una función primordial en la vida y no se puede recuperar, es importante tener algunos consejos en cuenta para dormir bien.

Si siente que duerme lo suficiente, pero aún tiene sensación de sueño durante el día, consulte a su médico, ya que se puede tratar de un problema de salud.

Cuerpo Armonioso te trae unos tips para disminuir el insomnio y dormir mejor:

  • Fije una hora para dormir y levantarse. Incluso los fines de semana, con el fin de no alterar el reloj biológico. No se acostumbre a trasnochar, si ha estado trasnochando durante mucho tiempo y no le da sueño temprano, vaya fijando una hora en la que cada día se acueste más temprano, hasta que logre fijar una hora.
  • Haga ejercicio, las personas que hacen ejercicio durante la semana duermen mejor que las que no hacen ejercicio.
  • Comience a relajarse desde temprano, para que así a la hora de acostarse no tenga muchas preocupaciones en la cabeza y stress de su actividad diaria.
  • El ambiente que utiliza para dormir debe ser de acorde a la actividad, es decir, un lugar fresco, ordenado, silencioso y cómodo. El estado del colchón influye también en el sueño. Evite tener en el cuarto aparatos y elementos de trabajo o de otro tipo que se conviertan en distractores.
  • Termine de cenar por lo menos dos o tres horas antes de irse a dormir.
  • Evite consumir licor, gaseosa, café, té, cigarrillos antes de irse a dormir.