Saltar al contenido
Fisiomorfosis

El insomnio

El insomnio es la falta de sueño o la dificultad para dormir que tienen algunas personas. Existen diversas causas por las que alguien puede padecerlo, como el estrés, las preocupaciones, malos hábitos alimenticios, el espacio donde se duerme y hábitos irregulares del sueño.

Sin duda alguna la falta de sueño es el detonante para problemas mayores en el cuerpo, como debilidad general, capacidad mental reducida, irritabilidad, somnolencia y desorientación.

Así que si te sientes frustrado/a cada vez que has intentado en vano conciliar el sueño, no te preocupes, no estás solo. Se cree que todos, en algún momento de nuestra vida, vamos a sufrirlo en alguna de sus formas.

A veces en el afán de querer dormir cometemos algunos errores que van a dificultar más aún esta tarea, por lo que CuerpoArmonioso.com te brinda unos tips sobre qué se debe y qué no se debe hacer cuando se padece de insomnio.

  • No permanezcas en la cama: si el insomnio te aqueja, es importante no pasar mas de 20 minutos en la cama. Levántate y haz algo que no requiera mucho esfuerzo, como ver algún programa de televisión, o leer algún libro aburrido. Es importante enseñarle al cuerpo que la cama es para dormir y no para permanecer despierto.
  • No mires la hora: una costumbre muy común cuando queremos conciliar el sueño es estar mirando la hora. Esto solo nos reforzará la idea de que “no vamos a quedarnos dormidos” lo que sin duda alguna empeorará el insomnio. Voltea el reloj, cúbrelo con una manta o guárdalo, lo importante es evitar mirar cuanto tiempo llevamos tratando de dormir.
  • No permanezcas bajo mucha luz: si por ejemplo vas a leer algo o a ver televisión mientras consigues conciliar el sueño, no prendas la luz. Esto debido a que la luz reduce drásticamente la producción de melatonina, una hormona que se produce en nuestro cerebro que ayuda a regular el sueño.