Saltar al contenido
Fisiomorfosis

El huevo

Durante muchos años el huevo ha sido estigmatizado por la ciencia debido a su elevado contenido de colesterol, el cual es sabido afecta de forma negativa la salud de las personas, especialmente en aquellas con problemas cardiovasculares o con sobrepeso.

El colesterol per sé es un término generalizado (erróneamente) para los lípidos que se encuentran en todo el organismo. Y digo erróneamente porque nos han enseñando a asociar “colesterol” con “malo para la salud” y no siempre es así. Básicamente existen dos tipos de colesterol, el colesterol dañino conocido como LDL y el colesterol bueno conocido como HDL. Éste último es necesario para el organismo debido a que ayuda a transportar el colesterol malo (LDL) hacia el hígado para su posterior excreción, en otras palabras, reduce los niveles de colesterol malo en el cuerpo lo que sin duda alguna reduce las probabilidades de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón.

Según David Katz, un especialista de la Universidad de Yale en los Estados Unidos, afirmó que siempre había tenido la sospecha que eliminar los huevos de la dieta no es recomendable ni ofrece buenos resultados, según sus propias palabras, “en nuestro estudio el consumo de huevo no generó efectos dañinos, incluso en las personas con un nivel elevado de colesterol en la sangre”.

Uno de los principales nutrientes encontrados en el huevo es la vitamina D, la cual es fundamental para el organismo ya que ésta permite una correcta absorción del calcio, ayudando a mantener a su vez una cantidad adecuada de calcio y fosforo en el cuerpo.

Según uno de los autores, Jacob Exler, para realizar el estudio recogieron muestras de huevos de diferentes ubicaciones del mundo y analizaron su contenido nutricional. El investigador explicó que la concentración de la mayoría de nutrientes fue la que esperaban, sin embargo se vieron sorprendidos al detallar que la cantidad de colesterol era 14% menor y la concentración de vitamina D era 64% mayor a la que esperaban encontrar.

Así que aquellas personas amantes de los huevos están en hora buena. El huevo conforma una fuente natural de vitamina D, no contiene la cantidad de colesterol por el cual fueron marginados durante mucho tiempo de las dietas, por lo que su consumo mas que recomendado, es casi obligado. Sin embargo cabe recalcar que todo en exceso es malo y si se padece de algún tipo de enfermedad cardiovascular, es recomendable consultar con un médico en qué cantidades puede consumirse este alimento.