¿De dónde saco tiempo para entrenar? ¡Aprende las mejores soluciones!

Tiempo para entrenar, esa es la gran excusa que muchas personas que nunca entrenan responden a quienes les preguntan: ¿y tú cuándo vas a empezar a hacer ejercicio? Sin lugar a dudas el tiempo es hoy en día uno de los bienes más preciados en los países desarrollados; cambiamos tiempo (en forma de trabajo) por dinero. Si nos fijamos bien y de manera reductiva, el tiempo es la verdadera moneda de cambio que gobierna el planeta, modelo que han sabido expresar a la perfección y de manera futurista en la película “In Time“.

Dada esta introducción, me gustaría que vieras el siguiente video dónde entrevistan a Jeroen Sangers, experto en productividad personal, al cual le preguntan acerca de la gestión del tiempo.

 

El día tiene 24 horas… todos tenemos el mismo tiempo, lo que define el éxito es –Qué hacemos en esas horas?– Jeroen Sangers

Necesitas encontrar tiempo para entrenar.

Encontrar tiempo para ti y tu entrenamiento ya no es una opción, es una obligación. Como has podido ver en el video, cada persona prioriza unas actividades por encima de otras. Lo que yo te pido y te aconsejo es que hagas del entrenamiento una prioridad en tu vida. Las razones para hacer esta revaloración de tus actividades no son pocas y aquí te expongo tres básicas:

  • El deporte es bueno para la salud en general, miles de estudios lo avalan. (Escribe deporte+salud en Google y verás)
  • El deporte ayuda a combatir el estrés. El poder de las endorfinas es mágico.
  • El deporte te ayuda a ser más productivo en el resto de tareas diarias. Una “psique despejada” te ayuda a enfocarte mejor en lo que deseas.

Encontrando tiempo para entrenar: Soluciones para tu problema.

  1. Si crees que no tienes tiempo para entrenar deberás analizar en que gastas tus 24 horas diarias! Hazte un horario si es que aun no lo tienes y ves apuntando: horas de sueño (no menos de 7), horas de trabajo, horas de comida, horas de desplazamiento, horas de TV/internet (me refiero a navegar por diversión)…así hasta todo lo que se te ocurra. Seguro que así encuentras algún hueco. Si eres ordenado y usas un calendario/agenda: ¡Apunta una cita contigo mismo para entrenar!
  2. Las horas de TV/internet las cuales podrías tomarte como descanso son totalmente prescindibles. No necesitas ir a ningún gimnasio para hacer ejercicios! Siempre puedes entrenar en casa.
  3. Analiza tus desplazamientos diarios hacia el trabajo, colegio de los niños, súper-mercado… ¿Puedes realizar alguno de estos a pie/bicicleta, aunque sea parcialmente? Si pudieses cambiar coche por bici para ir a la oficina sería genial, y si vas en bus/metro y te bajases un par de paradas antes para hacer el resto del trayecto caminando, también sería una solución.
  4. Con las horas de comida no me meto. El tiempo para comer es sagrado y soy partidario del slow-food. No dejes de comer tranquilo para entrenar.
  5. Tienes que dormir lo suficiente para estar sano, pero no demasiado para no estarlo. Lo mínimo que se recomienda son 7 horas de sueño al día. Si te pasas de ahí ya sabes que SI que tienes tiempo para entrenar, simplemente tienes que dormir un poco menos. Verás que tu cuerpo te lo agradecerá. Si al final de todo este proceso de análisis verdaderamente no has encontrado un espacio para ti, cosa que dudo, tendrás que sacrificar horas de sueño. Es mejor para la salud dormir 6,5 horas diarias y entrenar 30 minutos/3 veces por semana, que no entrenar nada. Levántate media hora antes o acuéstate media hora más tarde.
Puede ser interesante  ¿Qué pesos mueves, debilucho?

¡RECUERDA!

  • Entrenar o no hacerlo depende solo de ti. No culpes al tiempo!

Ahora que sabes que encontrar tiempo para entrenar es posible, ¿se te ocurre alguna otra excusa?

Deja un comentario