Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Consejos para demostrar seguridad

Gran parte del éxito de las cosas que hacemos, tanto a nivel personal como laboral, reside en una única cosa que lamentablemente casi nadie tiene: seguridad.

Proyectar seguridad es más que nada una cuestión de actitud, donde el objetivo principal es resaltar y hacer uso de aquello que consideramos como nuestros atributos personales, aquello en lo que somos mejor que los demás.

Aún así, construir una imagen que proyecte seguridad, liderazgo requiere de algo de tiempo y auto confianza, lo cual se puede lograr si se tienen en cuenta los siguientes consejos:

  • Mirar a los ojos: la mirada dice mucho de nosotros y algunos dicen que son la ventana del alma. Lo cierto es que mirar a los ojos mientras se habla proyecta una seguridad y un dominio de la situación que difícilmente se podrían igualar con acciones o palabras. Por el contrario, evitar la mirada de alguien mientras se habla demuestra inseguridad, debilidad, y es objeto de desconfianza ya que se suele asociar con la vergüenza o con la mentira.
  • Cuida como vistes: la forma en que vestimos muchas veces dice lo que pensamos o lo que queremos expresar. Utilizar ropa demasiado informal o relacionadas con tribus urbanas usualmente denota inseguridad o falta de personalidad. La ropa debe ir siempre acorde a un estilo propio, de tal forma que se proyecte la confianza que tenemos sobre nosotros mismos aunque esto sin sacrificar la comodidad y funcionalidad de las prendas.
  • Sonría siempre: una sonrisa atrae más que una mala cara. La sonrisa, aunque sea falsa, proyecta auto control y dominación del entorno que nos rodea. Una persona que siempre sonríe da la impresión de estar siempre libre de problemas o, de que al menos, tiene el liderazgo y la capacidad suficiente para tenerlos bajo control. sonreír es una señal de cordialidad, de buenos modales y, sin duda alguna, es la mejor manera de conectar con las demás personas.
  • Sea ud mismo: alguien que intente imitar a otra persona es visto como alguien falto de personalidad, de autoconfianza y de seguridad. Nada atrae más que alguien que se siente orgulloso de lo que es, que lo proyecta y lo presume ante los demás. Expresarse con originalidad es posiblemente el primer paso para demostrar seguridad.