Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Cómo tratar con quemaduras leves

Ya sea por cocinar, por manipular objetos calientes (como una plancha), por salpicaduras de líquidos hirviendo, por químicos o con un simple fósforo, las quemaduras leves es algo que a todos nos ha pasado en algún momento de la vida (a unos más seguidos que a otros) y aún así son muy pocos los que saben qué hacer y qué no hacer ante un caso de quemadura. Es bastante común que las personas recurran a los mitos o a la tradición popular al momento de tratar quemaduras leves, sin embargo muchos de esos mitos pueden agravar lo que en un principio debía ser una simple quemadura. A continuación quiero presentarles una lista de qué se debe hacer y qué no se debe hacer en caso de quemaduras leves.

  • Si acaba de sufrir la quemadura, ponga el área afectada bajo un chorro de agua fría durante varios minutos. Esto evitará que se formen ampollas o en el peor de los casos, evitarán que estás sean muy grandes. Si no dispone de agua en el momento, puede utilizar otro liquido fresco como leche o bebidas enlatadas.
  • En caso de que tenga objetos sobre la zona afectada tales como relojes, joyas, cinturones o ropa ajustada, retírelos inmediatamente antes de que el área se inflame.
  • Cubra la zona con vendas estériles o con una gasa limpia y sin pelusa, teniendo cuidado de no tensar el área. Esto se hace para evitar que la zona quemada se infecte.
  • En caso de que alguna ampolla se le haya reventado, cubra completamente la zona de la ampolla con vendas no adhesivas y déjelas puestas hasta que la ampolla se desinflame.
  • Si no está seguro de la gravedad de la quemadura, vaya urgentemente a el puesto de salud más cercano.