Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Cómo calmar las molestias de la garganta

Ya sean causadas por un resfriado, por haber gritado en exceso, por haber hablado por un tiempo prolongado (muy común en los profesores) o por la contaminación del ambiente, lo cierto es que las molestias en la garganta son el común denominador del estilo de vida al que muchos deben someterse.

Cuando una persona no le da suficiente importancia a las irritaciones de garganta cuando estas aparecen, pueden producirse complicaciones como la faringitis, o, en el peor de los casos, se puede presentar perdida de la voz. Para evitar cualquier tipo de complicación en la garganta, se pueden recurrir a remedios caseros muy efectivos y fáciles de preparar.

Macerado de cebolla y limón: el malestar producido por la irritación de la garganta puede aliviarse con un macerado de cebolla y limón, el cual puede prepararse usando para ello 1 cebolla roja pequeña y 1 limón de la siguiente manera.

  • Corte la cebolla en pequeños trozos y mézclelas con el jugo de limón en un recipiente. Una vez el jugo del limón se haya distribuido de manera uniforme en los trozos de cebolla, añada agua hasta que se cubra la mezcla.
  • Deje reposar toda la noche la mezcla preparada. Luego filtre y vierta el contenido líquido en un vaso. La forma ideal de beber este contenido es lentamente, de a pequeños sorbos para permitir que la acción antiinflamatoria y antibiótica de esta mezcla produzcan el efecto deseado.