Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Cómo aliviar la depresión

La depresión, ese trastorno tan misterioso que afecta negativamente nuestro estado de ánimo, se ha vuelto el común denominador de gran parte de la población mundial debido a los problemas con los que debemos lidiar día a día, ya sea económicos, sentimentales o personales.

La depresión es un trastorno que durante mucho tiempo ha sido incomprendido debido a la escasa información que existe sobre él. Esto se ve reflejado en la desconfianza e incluso en actitudes de recelo por parte de quienes no la padecen hacia quienes la padecen. Y aunque en casos graves se recomienda visitar a un especialista en el área, lo cierto es que existen remedios caseros que sin duda ayudan a aliviar los síntomas de aquellas personas con tendencias depresivas.

Macerado de ajos en vinagre: una persona que presente los típicos síntomas de la depresión, gesto taciturno, hombros caídos, expresión melancólica y mirada perdida, puede aliviarlos ingiriendo un macerado de ajos en vinagre. Para preparar este remedio se necesita 1/2 litro de vinagre de manzana, 1/2 kilo de ajos frescos, 1/2 cabeza grande de ajo seco, 1/2 litro de glicerina y 1/2 litro de miel de romero y se realiza de la siguiente manera:

  • Mezcle los ajos frescos troceados, los ajos secos laminados y el medio litro de vinagre de manzana en un plato sopero. Guarde esta mezcla en un lugar fresco y oscuro durante cuatro días removiéndolo todos los días.
  • El último día, agregue la glicerina y el medio litro de miel de romero y deje conservando la mezcla en algún lugar oscuro un día mas.
  • Filtre y escurra bien el macerado. El líquido obtenido puede almacenarlo en un recipiente cerrado, de preferencia de cristal.