Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Cirugía ocular con láser, dile adiós a los lentes

Aunque los lentes le dan a las personas un aire ‘intelectual’, llegando a mejorar la imagen del individuo en algunos casos, estos no dejan de ser una molestia constante para aquellas personas que deben usarlos por alguna enfermedad o defecto ocular.

Yo mismo fui una víctima de los lentes cuando era adolescente. Después de los 13 años mi visión para ver de lejos empezó a fallar, por lo que decidí recurrir al oculista, el cual me confirmo el temor que sentía: Padecía de miopía ocular.

Debido a mi temprana edad, debí conformarme con tener que usar gafas durante toda mi secundaria y durante parte de la universidad, siendo testigo de como, con el paso de los años, mi visión se estaba volviendo mas y mas borrosa. Esto sin mencionar los HORRORES que uno debe vivir cuando por algún motivo, se estropeaban los lentes y debía esperar semanas hasta conseguir unos nuevos.

Durante el transcurso de todo ese tiempo, en mas de una ocasión escuché sobre la famosa “Cirugía ocular con láser” para la vista, aunque eran mas los peligros que los beneficios lo que la gente recalcaba por lo que casi siempre hacía caso omiso a todo lo referente con dicha cirugía.

En el año 2005, exactamente en vísperas de navidades, contaba yo con 21 años de edad y se me presentó la oportunidad de someterme a una cirugía con láser excimer para corregir defectos oculares. Ya cansado de tener que usar lentes, y viendo que mi vista se estaba volviendo mas y mas borrosa a un ritmo bastante elevado, decidí operarme los ojos. Hoy, casi 5 años después, puedo decir que el dinero que gasté en esa cirugía ha sido la mejor inversión de mi vida. Ya no necesito usar lentes y mi visión nunca antes había sido mejor.

Una cirugía ocular láser puede corregir los siguientes defectos oculares:

  • Miopía: es cuando la persona tiene dificultad en enfocar imágenes lejanas.
  • Hipermetropía: es cuando la persona tiene dificultad en enfocar imágenes cercanas (como cuando va a leer un libro).
  • Astigmatismo: una persona con astigmatismo tiene dificultad en enfocar a cualquier distancia, viene siendo como una mezcla de miopía e hipermetropía, aunque en menor grado.
  • Presbicia: todas las personas al llegar a determinada edad, empiezan a sufrir de cansancio en los músculos oculares, por lo que empezarán a necesitar mas luz para poder leer de cerca, y tendrán una dificultad bastante notoria al tratar de enfocar imágenes lejanas.