Saltar al contenido
Fisiomorfosis

7 Mandamientos para mantener una alimentación saludable

El hombre es lo que come, dice un popular refrán y nada puede estar más cerca de la realidad. La discriminación de alimentos es un error común que cometen aquellas personas que quieren lograr una dieta balanceada (casi siempre guiadas por el deseo de perder peso), sin embargo eliminar grupos alimenticios de una dieta puede conllevar a serios problemas de nutrición que tarde o temprano le pasan factura a la salud del cuerpo.

Por ello, en Cuerpo Armonioso te enseñamos los 7 Mandamientos para mantener una alimentación saludable.

  1. Varía los alimentos y come de forma moderada: esto te permitirá mantener un peso adecuado garantizando de la misma forma que el cuerpo estará recibiendo los nutrientes necesarios para mantenerse sano.
  2. Bebe suficiente agua: más del 60% del cuerpo humano está compuesto de agua, por lo que mantener el organismo hidratado evitará que te enfermes. Se recomienda tomar al menos 2 litros de agua por día.
  3. Aumenta la ingesta de frutas y verduras: las frutas y verduras le proporcionan al organismo los nutrientes necesarios para mantenerse saludable, a la vez que le brinda al cuerpo la fibra necesaria para mantener un transito intestinal ideal.
  4. Modera el consumo de alcohol: aunque el alcohol puede ser beneficioso para la salud en cantidades pequeñas, consumido en exceso potencia el desarrollo de enfermedades como la cirrosis. Además, debido a que el alcohol aporta 7 calorías por gramo, aquellas personas que beben en exceso son propensas a engordar.
  5. Disminuye el consumo de grasas: ¿deseas mantener las venas y las arterias libre de colesterol? Elimina en lo posible todas las grasas de origen animal, como la mantequilla, las carnes grasas, los lácteos enteros y los quesos maduros. Puedes reemplazar todo esto con aceites de origen vegetal, con cortes de carnes pobres en grasa y lácteos descremados.
  6. Hazte amigo de los cereales y las legumbres: esta clase de alimentos le proporcional la energía necesaria al organismo para realizar las actividades cotidianas. Al ser ricos en fibra, el aporte calórico de estos alimentos es bastante bajo, lo que los convierte en alimentos ideales en las dietas de adelgazamiento.
  7. Reduce el consumo de sal y de azúcar: el abuso de la sal en los alimentos está directamente relacionada con el incremento de la tensión arterial, y el abuso del azúcar se relaciona con los casos de diabetes y de obesidad. Por lo anterior, es recomendable moderar el consumo de azúcar y de sal.