Saltar al contenido
Fisiomorfosis

4 formas de conservar tu figura en el matrimonio

Las dietas son quizá una de las pruebas mas grandes de disciplina que una persona puede enfrentar, ya que está comprobado que el 90% de los casos las personas que las inician, no son capaces de completarlas. La pregunta que seguramente se estará haciendo es ¿y por qué esa alta incidencia de fracasos en las dietas?

Los fracasos se dan por el motivo de que el 90% de esas personas no saben o no entienden el concepto de dieta. Una dieta no consiste en dejar de comer por determinado periodo de tiempo, tampoco consiste en alimentarnos de un solo tipo de comida por X semanas. Una verdadera dieta consiste en modificar nuestros hábitos alimenticios para alcanzar nuestro peso ideal.

A continuación les presento 4 maneras para conservar tu figura en el matrimonio.

  • Vigila las porciones: uno de los problemas a los que se enfrentan las mujeres en un matrimonio es que tienden a comer en las mismas cantidades que el esposo, cuando realmente una mujer (generalmente de menores proporciones físicas que el hombre) no necesita brindarle al cuerpo tantas calorías, las cuales al no usarse tienden a convertirse en grasa. Para saber en que proporciones debe servirse, puede usar esta guía para el tamaño de las porciones, la cual puede imprimir y pegar en el refrigerador o en cualquier lugar visible. Esta guía aplica tanto para hombres como para mujeres, sin embargo tenga en cuenta que como mujer debería comer un poco menos que el hombre.
  • Desafíense entre si: mantener cierto aire de competitividad con su pareja le va a permitir conservar un excelente peso y por qué no, un excelente estado físico. Propóngale una carrera de 5 Km para dentro de un mes, transcurso en el cual usted podrá preparase físicamente para poder ganarle. Para hacerlo mas interesante, haga una apuesta amigable con él, de esta forma tendrá un motivo más para tomarse ese desafío en serio.
  • Cocinen juntos: muchas veces por las ocupaciones diarias las parejas no sacan tiempo para cocinar en casa, por lo que comen durante el día “lo que caiga”, habito que le pasará factura en su figura corporal y sobre todo en su salud. Póngase de acuerdo con su pareja en preparar juntos al menos 3 comidas a la semana, comidas que ambos disfruten y que sean beneficiosas para su salud y para conservar la línea.
  • Párate del sofá: generalmente después de haber cenado, muchas parejas se sientan en el sofá a ver televisión y a “reposar” la comida, hábito que le estará haciendo ganar algunos kilos sin duda alguna. ¿Qué tal si en vez de eso, salen a pasear por el vecindario juntos unos 15 o 20 minutos? Una mala cena, acompañada de un periodo de sedentarismo no le va a ser beneficioso para su figura, por lo que intente hacer parte de su vida diaria este excelente hábito.