▷ La Motivación para Conseguir tus Objetivos en 【2020】

A menudo, cualquier persona que comienza una especie de programa de entrenamiento, no llega a tener éxito debido a la falta de motivación, que es la fuerza motriz. Muchas veces, cuando llevas unos días de ejercicios y no ves resultados inmediatos, tiendes a perder la motivación y a dejar todo. Las siguientes estrategias te ayudarán a mantener esa motivación para conseguir tu objetivo.

1. Piensa en el producto final.

Visualiza cómo quiere verte y sentirte en las próximas semanas y meses a partir de ahora. El producto final debe ser tu mayor motivación para continuar con tu plan. Si el resultado final no te inspira para cambiar y mantener los cambios, entonces nada lo hará.

2. Supervisa tu progreso.

Hay muchas maneras de monitorear tu progreso. Si tu objetivo es perder peso, puedes considerar el pesarte antes de empezar el programa y llevar un registro de tu progreso. No te obsesiones con esto pues no notarás grandes cambios en la primera semana, ni en la segunda. Lo más importante es que te mantengas trabajando, los resultados llegaran, ten paciencia. Otra forma es mediante las fotos de antes y después. Hazte una foto al comienzo de cualquier programa, ya sea para perder peso o para ganar masa muscular. Pasadas unas 4 o 6 semanas, vuelve a hacerte un foto y compara.

Si tu objetivo es conseguir una buena condición física, puedes llevar un cuaderno de progresos. En el puedes anotar las repeticiones que consigues en cada ejercicio o el peso que puedes cargar al comienzo del programa. Puedes anotar cuantas flexiones o sentadillas puedes hacer en un minuto, o poner a prueba tu ritmo cardiaco y las calorías que quemas durante el ejercicio.

Puede ser interesante  8 formas acelerar tu metabolismo

Otro consejo es llevar un diario de entrenamiento y registrar todos los detalles y progresos de tu entrenamiento.

3. Consigue un compañero de entrenamiento o contrata a un entrenador personal.

Si sabes que alguien te está esperando en el gimnasio, sentirás la obligación de no defraudarle. Si estás pagando por un servicio, está claro que no vas a querer perder por lo que has pagado.

El tener un compañero de entrenamiento ayuda mucho para mantenerse motivado. El entrenamiento se te hace más ameno y más llevadero. Procura siempre contar con un compañero que tenga los mismos objetivos.

4. La acción crea la motivación.

El punto está en empezar el entrenamiento. No importa si al principio vas a un ritmo suave, una vez que le cojas el hilo, te sentirás más motivado y con mucha más energía para entrenar con más fuerza.

Si no has tenido un buen día, y ese día has trabajado menos, no te desanimes. Piensa que al menos has hecho algo, que es mucho mejor que no hacer nada.

Deja un comentario