¿Puede la aspirina prevenir un ataque cardíaco? ¿Y ayuda durante?

ve si la aspirina puede prevenir un ataque cardíaco, si ayuda durante, y lo que dicen los profesionales de la salud más reconocidos sobre su uso continuado.

Aspirina es el nombre de la marca que popularizó el medicamento elaborado con ácido acetilsalicílico. También conocido como AAS, este remedio se usa para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación. Sin embargo, muchas personas lo usan para otros fines, como tratamientos preventivos.

Después de todo, ¿puede la aspirina prevenir un ataque cardíaco?

La aspirina es un medicamento comúnmente recetado para prevenir un ataque cardíaco, como terapia. Sin embargo, el uso continuado de este medicamento no debe realizarse sin consultar previamente con su médico, ya que los riesgos y beneficios pueden variar según cada organismo y sus especificidades.

Por ejemplo, no se recomienda la administración del medicamento a personas alérgicas al ácido acetilsalicílico o con problemas de coagulación.

Normalmente, se prescribirá AAS a pacientes que tienen un riesgo superior al promedio de ataque cardíaco, como aquellos con enfermedad de las arterias coronarias. Sin embargo, se recomendarán dosis bajas diarias.

¿Cómo actúa la aspirina en el cuerpo para prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares?

En la mayoría de los casos, un ataque cardíaco y un derrame cerebral ocurren cuando se bloquea el flujo de sangre al corazón o al cerebro. Esto suele suceder cuando las arterias están obstruidas con placas de grasa, colesterol, calcio e incluso desechos celulares, lo que hace que las arterias se estrechen y obstruyan el flujo sanguíneo. Esta imagen se llama aterosclerosis.

Las placas suelen acumularse en las arterias medias y grandes. El daño más grave ocurre cuando una placa se vuelve frágil y finalmente se rompe. Las placas desgarrantes provocan la formación de coágulos sanguíneos que pueden bloquear el flujo sanguíneo o interrumpir el flujo sanguíneo a otras partes del cuerpo. Este fenómeno se conoce como embolia.

Cuando un coágulo de sangre impide que la sangre fluya al corazón, se desencadena un ataque cardíaco. Sin embargo, cuando un coágulo impide que la sangre llegue al cerebro, se produce un accidente cerebrovascular.

Es en este escenario donde la aspirina es eficaz, ya que una de las funciones del ácido acetilsalicílico es diluir la sangre. De esta forma, evitará la formación de coágulos en las arterias, evitando así el bloqueo del flujo sanguíneo.

Además, el médico encargado del seguimiento podrá prescribir, además de aspirina, otros fármacos antiplaquetarios, que ayudarán a disminuir la formación de placas, como clopidogrel, prasugrel o ticagrelor. Este tratamiento preventivo también se conoce como terapia antiplaquetaria dual.

La dosis debe ser regulada por su médico. Normalmente, para el uso diario como terapia preventiva, 75 mg pueden ser suficientes.

Aspirina durante el infarto

Si está cerca de alguien que está sufriendo un ataque cardíaco o un derrame cerebral, el primer paso que debe tomar es llamar al 911 e informarlo. No se debe realizar ninguna acción antes de hacer esto. La urgencia de llamar al 192 puede marcar la diferencia en lo que le sucederá al paciente y sus posibles secuelas.

En casos de infarto, después de contactar a la emergencia, el asistente puede recomendar la administración de aspirina. Sin embargo, será necesario asegurarse de que el paciente no sea alérgico al medicamento ni a ninguna afección que haga muy riesgoso su uso.

Por otro lado, no se recomienda tomar aspirina por su cuenta durante un accidente cerebrovascular, porque no todos los accidentes cerebrovasculares son causados ​​por coágulos de sangre. Aunque la mayoría de los accidentes cerebrovasculares son causados ​​por coágulos, algunos son provocados por la rotura de los vasos sanguíneos.

En tales casos, el uso de aspirina puede agravar aún más el sangrado, ya que el medicamento diluirá la sangre.

¿Cuáles son los riesgos involucrados?

Aunque de hecho podemos decir que el la aspirina puede prevenir un ataque cardíaco, el fármaco también puede desencadenar varias complicaciones cuando no se tienen en cuenta las especificidades del individuo.

Por lo general, no se prescribe el uso diario de AAS si el paciente tiene alergia o intolerancia al medicamento; si tiene riesgo de hemorragia gastrointestinal o accidente cerebrovascular hemorrágico; si bebe alcohol con frecuencia; si está siendo sometido a procedimientos médicos o dentales o si tiene más de 70 años.

Puede ser interesante  ¿El ayuno intermitente provoca pérdida de masa muscular?

No obstante, corresponderá al profesional valorar sus condiciones y comprobar si los beneficios que aporta la administración de este remedio se destacarán en relación a los posibles riesgos.

Entre los posibles riesgos, uno de los más habituales son las complicaciones estomacales, como sangrado, desarrollo de úlceras y otros trastornos, ya que el consumo frecuente de aspirina irrita la pared del estómago. Además, el uso frecuente de alcohol puede agravar aún más esta condición, ya que daña la pared hepática. Si suele beber, aunque sea moderadamente, consulte con su médico para ver si es seguro combinar el alcohol con el medicamento.

También existen otros factores que pueden impedir el uso de aspirina, como el uso de otros anticoagulantes, antecedentes de úlceras gastrointestinales, gastritis, trastornos hemorrágicos o coagulación.

Riesgos y beneficios

Para adherirse al uso diario de aspirina, es necesario que el paciente presente altos riesgos y que el médico prescriba este tratamiento, debido a los riesgos que conlleva.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos, por ejemplo, ha advertido contra el uso de AAS para la prevención primaria de enfermedades cardíacas, a menos que el paciente se encuentre dentro de los factores de alto riesgo, que generalmente incluyen a personas de 50 a 69 años. años de edad y con un 10% o más de probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral en los próximos 10 años.

Según Erin Michos, cardióloga y directora asociada del Centro Ciccarone para la Prevención de Enfermedades Cardíacas, hay buenas razones para no adherirse al uso de AAS sin las prescripciones enfáticas de su médico, especialmente para las mujeres.

O Estudio de salud de la mujer fue un gran estudio que analizó a mujeres sin antecedentes de enfermedad cardíaca y cómo se beneficiarían de consumir una dosis baja de aspirina al día. Los investigadores encontraron que en el grupo general de mujeres, la aspirina no redujo el riesgo de ataques cardíacos, pero aumentó el riesgo de sangrado. Se han observado algunos beneficios para mujeres mayores de 65 años.

Por ello, Michos señala que no solo se ha comprobado la falta de beneficio para las mujeres más jóvenes que toman aspirina, sino también los riesgos innecesarios a los que fueron sometidas. Según el cardiólogo, no es porque la aspirina se venda sin receta médica que su consumo sin restricciones sea seguro.

¿Es seguro tomar aspirina durante el embarazo?

En general, es seguro tomar aspirina en dosis bajas durante el embarazo, siempre y cuando su médico le haya dado de alta. La prescripción de aspirina durante el embarazo se puede realizar para combatir determinadas complicaciones que van más allá del infarto y el ictus.

Se pueden recomendar tratamientos preventivos basados ​​en AAS para ayudar a prevenir la preeclampsia (presión arterial alta relacionada con el embarazo); si la paciente está en tratamiento de fertilidad o si la mujer embarazada tiene antecedentes de abortos espontáneos previos.

Aunque, en la mayoría de los casos, la aspirina puede usarse durante el embarazo, es posible que no sea seguro consumirla durante la lactancia. Sin embargo, el médico aún puede recetarlo si considera que los beneficios brindados superan los riesgos potenciales.

En condiciones normales, el uso esporádico de aspirina no es peligroso. Sin embargo, no se recomienda continuar la terapia con este medicamento si no se ha sometido a un examen médico. De esta forma se analizarán todos los riesgos potenciales, así como los posibles beneficios. Solo después de la prescripción y las instrucciones de su médico es seguro usar cualquier medicamento con frecuencia.

Fuentes y referencias adicionales:
  • https://health.gov/myhealthfinder/topics/health-conditions/heart-health/talk-your-doctor-about-taking-aspirin-prevent
  • https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/heart-disease/in-depth/daily-aspirin-therapy/art-20046797
  • https://www.health.harvard.edu/heart-health/aspirin-for-heart-attack-chew-or-swallow
  • https://www.heart.org/en/health-topics/heart-attack/treatment-of-a-heart-attack/aspirin-and-heart-disease
  • https://www.hopkinsmedicine.org/health/wellness-and-prevention/is-taking-aspirin-good-for-your-heart
  • https://www.nhs.uk/medicines/low-dose-aspirin/
  • https://www.uwhealth.org/health/topic/special/aspirin-to-prevent-heart-attack-and-stroke/te7903spec.html
  • https://www.bayeraspirin.com/surviving-a-heart-attack/aspirin-during-heart-attack/

¿Alguna vez escuchó que tomar aspirina puede prevenir un ataque cardíaco? ¿Alguna vez un médico le ha recetado la ingesta continua de este medicamento? ¡Comenta abajo!

Deja un comentario