Participar en un jardín comunitario puede ser muy bueno para su salud

Un huerto puede ser una excelente manera de ahorrar y mejorar su dieta. Cuando el jardín es comunitario, también puede ayudarlo a usted y a sus socios a desarrollar un mayor sentido de comunidad.

Además de todos estos beneficios, un estudio de una universidad inglesa también encontró que los huertos familiares, especialmente cuando son huertos comunitarios, pueden ayudar a mejorar mucho tu salud mental.

Descubra lo que dice el estudio y cómo los jardines pueden mejorar su salud física y mental. Asimismo, descubre cómo montar tu jardín y los secretos para cuidarlo bien.

¡El mejor cuidado para tu salud está en tu jardín!

Los huertos comunitarios pueden ayudar con la integración, dice un estudio

Al principio, crear un jardín comunitario puede ser un trabajo que requiere tiempo y dedicación. A pesar de esto, los expertos garantizan que esta es una gran decisión para unirse a la comunidad.

Asimismo, la creación de un huerto comunitario puede ayudar en la salud física y mental de los empleados.

La conclusión sobre estos beneficios provino de un estudio de la Universidad de Sheffield, Inglaterra. El estudio incluyó a unos 163 voluntarios que informaron sobre su experiencia trabajando en un jardín comunitario.

Los huertos comunitarios pueden ayudar en la distribución equitativa de alimentos

Asimismo, la encuesta observó una mejora en la distribución de alimentos excedentes.

Según investigadores de la universidad inglesa, los beneficios de los huertos también se extienden al suministro de alimentos.

En este sentido, la restauración de lotes perdidos recientemente podría, según el estudio, abastecer al 6% de la población del municipio donde se realizó la investigación.

Los participantes también señalaron como puntos positivos el intercambio de conocimientos, la conciencia y la interacción con la naturaleza.

Algunos beneficios más

Además de estos beneficios señalados por la investigación, los huertos, ya sean comunitarios o no, pueden aportar numerosos beneficios para la salud. Por ejemplo, seguridad alimentaria.

Con la creación del huerto, puede asegurarse de consumir alimentos sin pesticidas ni productos químicos no deseados. Como resultado, será posible crear una dieta más sana y rica.

Además, ahorra dinero al producir sus propios alimentos saludables. Mucho más que la economía, esta iniciativa te ayuda a llevar a cabo una reeducación alimentaria y un mejor uso de los alimentos.

Puede ser interesante  Lobélia - Qué es, beneficios y peligros

Asimismo, tener tu propio huerto puede hacer que los alimentos estén disponibles en el momento adecuado. Muy diferente a los alimentos industrializados del mercado que encuentras en cualquier época del año y de baja calidad.

Aprenda a crear un buen jardín

Comenzar su jardín es más fácil de lo que piensa. Para crear un jardín comunitario, necesitará más personas.

Es fundamental que tengas en cuenta un buen lugar donde todos puedan participar. Si está en un condominio, debe hablar con el supervisor y tener el permiso de todos los inquilinos.

Para comenzar su propio jardín, en primer lugar, debe tener en cuenta los tipos de verduras que desea plantar. Después de eso, es necesario verificar si las verduras elegidas están indicadas para el espacio designado.

Por ejemplo, para apartamentos pequeños se recomienda plantar pequeñas hierbas y especias como laurel, albahaca, cebollino, menta, hinojo, romero. Jabuticabeiras y granadas son otros ejemplos que puedes plantar en un apartamento pequeño.

Cuidar tu jardín es más fácil de lo que crees

El siguiente paso es cuidar. Cada verdura puede tener diferentes necesidades. Sin embargo, la fertilización es fundamental en cualquier tipo de huerto.

Huerta

Según los expertos, la tierra necesita ser fertilizada cada 40 días o cada vez que se realiza una poda. Recuerde, lo mejor es siempre el abono orgánico. El uso de pesticidas puede dañar la planta y, como resultado, el huerto y su alimento.

Igualmente importante es la iluminación. El sitio del jardín debe recibir luz solar siempre que sea posible, aproximadamente 5 o 6 horas al día. Asimismo, la huerta debe estar protegida del viento y en un lugar de fácil acceso.

¿Ya conoces un jardín comunitario o estás interesado en crear uno? ¡Dinos en los comentarios!

Deja un comentario