Deficiencias nutricionales más comunes: síntomas y tratamiento

La falta de nutrientes puede causar muchos problemas. Conoce cuáles son las deficiencias nutricionales más comunes, así como sus síntomas y tratamiento.

Una nutrición adecuada es garantía de salud y bienestar, pero ¿sabes cómo identificar la falta de nutrientes en tu organismo?

Tener una dieta equilibrada es el primer paso para tener la cantidad adecuada de vitaminas y minerales. Aún así, su cuerpo puede carecer de uno de ellos. Conozca las deficiencias de nutrientes más comunes y qué hacer para corregirlas.

Deficiencias nutricionales más comunes

1. Carencia de hierro

La deficiencia de hierro es tan común que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que afecta al 25% de la población mundial.

La falta de nutrientes como el hierro puede provocar varios síntomas, como:

  • Cansancio;
  • Debilidad;
  • Sistema inmunológico debilitado;
  • Función cerebral deteriorada.

Además, la deficiencia de este mineral afecta la producción de glóbulos rojos e interfiere con la circulación sanguínea. Las consecuencias son el transporte inadecuado de nutrientes a las células y problemas como la anemia.

2. Carencia de yodo

Según un estudio de 2013 de la revista Tiroides, la falta de yodo afecta hasta un tercio de la población mundial. El yodo es esencial para la producción de hormonas tiroideas y para el buen funcionamiento de la glándula tiroides.

A saber, algunos síntomas que pueden indicar una deficiencia de yodo son:

  • Agrandamiento visible o sensible del tacto tiroideo;
  • Falta de aire;
  • Aumento de peso;
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

Si no se trata, esta deficiencia nutricional puede causar problemas como obesidad y desregulación hormonal, por ejemplo.

3. Deficiencia de vitamina D

El cuerpo produce vitamina D cuando el colesterol de la piel se expone a la luz solar. Es una vitamina liposoluble que actúa sobre la activación y desactivación de genes.

A diferencia de otros tipos de deficiencias nutricionales, la falta de vitamina D es muy difícil de identificar a través de los síntomas.

Sin embargo, algunas personas pueden notar signos como:

  • Debilidad muscular;
  • Pérdida de hueso;
  • Mayor riesgo de fracturas.

Por lo tanto, es necesario realizarse análisis de sangre periódicos para saber si sus niveles de vitamina D son los esperados.

4. Deficiencia de vitamina A

La vitamina A es otra vitamina liposoluble que es muy importante para la salud. Es responsable de la salud de la piel, dientes, huesos, ojos y células en general.

Aunque la investigación muestra que más del 75% de las personas que siguen una dieta occidental tienen suficiente vitamina A, existe la otra cara. Quienes viven en países en desarrollo corren un mayor riesgo de tener deficiencia de vitamina A.

Además de dañar la visión, la falta de vitamina A puede afectar la inmunidad.

5. Deficiencia de vitamina B12

Esta vitamina del complejo B es sin duda esencial para la formación de sangre y para el correcto funcionamiento de los nervios y el cerebro.

La deficiencia de vitamina B12 es bastante común porque el cuerpo no puede producirla. Por tanto, es necesario consumir vitamina B12 a través de la dieta.

Aunque algunas algas ofrecen pequeñas cantidades, las principales fuentes de vitamina B12 en la dieta son los alimentos de origen animal.

Los estudios muestran que hasta el 80% de los vegetarianos y veganos pueden tener deficiencia de vitamina B12. Pero eso no significa que los consumidores de carne estén llenos de reservas de B12.

De hecho, incluso aquellos que consumen alimentos ricos en vitamina B12 pueden tener deficiencia. Esto se debe a que el proceso de absorción de las vitaminas es muy complejo.

Los síntomas más comunes de la falta de vitamina B12 son:

  • Aumento del tamaño de los glóbulos rojos (identificados en análisis de sangre);
  • Altos niveles de homocisteína;

  • Problemas cognitivos y deterioro de la función cerebral.

6. Deficiencia de magnesio

El magnesio es un mineral tan esencial para la salud que un estudio demuestra que forma parte de más de 300 reacciones enzimáticas de nuestro organismo.

Aún así, muchas personas consumen menos magnesio que la cantidad ideal. El resultado de la falta de este nutriente son síntomas como:

  • Ritmo cardíaco anormal;
  • Fatiga;
  • Migraña;
  • Síndrome de piernas inquietas;
  • Calambres musculares.

Además, la falta de magnesio está asociada con el desarrollo de enfermedades crónicas como la osteoporosis, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico y las enfermedades cardíacas.

7. Deficiencia de calcio

Finalmente, la deficiencia de calcio también es una deficiencia nutricional muy común. Esencial para la salud de los dientes y los huesos, el calcio también sirve para mantener la función de los músculos, los nervios y el corazón.

El síntoma más común de la deficiencia de calcio es la osteoporosis, una enfermedad caracterizada por huesos frágiles y fáciles de romper.

Cuando hay una deficiencia de calcio en el cuerpo, el calcio almacenado en los huesos se libera al torrente sanguíneo. Esto resuelve la deficiencia nutricional, pero el problema es que debilita los huesos y deja a la persona propensa a fracturas óseas.

Tratamiento de deficiencias nutricionales

suplemento

Las deficiencias nutricionales se tratan según el nutriente faltante y la gravedad del caso.

En cualquier caso, el tratamiento suele realizarse con una dieta equilibrada y complementos nutricionales.

Corrigiendo la falta de hierro

Además de comer más alimentos ricos en hierro, puede ser necesario el uso de suplementos para corregir la falta de nutrientes.

Para que aumente su consumo de hierro, puede contar con alimentos como:

  • Carne roja;
  • Hígado de bovino;
  • Mariscos;
  • Sardinas en conserva;
  • Semillas
  • Frijoles;
  • Hojas de color verde oscuro.

Además, aumentar el consumo de vitamina C también ayuda a aumentar la absorción de hierro. Por ello, combinaciones interesantes son comer verduras como la col rizada, brócoli y pimientos junto con alimentos como frijoles y carnes.

Por cierto, también verifique la diferencia entre el hierro hemo y el hierro no hemo y comprenda cuál es mejor absorbido por el cuerpo.

Corrigiendo la falta de yodo

En la dieta, tenemos algunas buenas fuentes de yodo, como:

  • Algas marinas;
  • Pez;
  • Huevos;
  • Productos lácteos;

Además, la sal de mesa suele estar enriquecida con yodo para prevenir la deficiencia de yodo. Sin embargo, es importante consumir sal con moderación para evitar otros problemas como la hipertensión.

Además de consumir más alimentos ricos en yodo, la suplementación oral puede ser necesaria ya que la cantidad de yodo en estos alimentos no es muy alta.

Corregir la falta de vitamina D

El tratamiento para la deficiencia de vitamina D generalmente se realiza con suplementos orales. La dosis la prescribe el médico y puede tomarse diariamente o una vez a la semana.

Los pocos alimentos que contienen buenas cantidades de vitamina D son:

  • Aceite de hígado de bacalao;
  • Yemas de huevo;
  • Pescado grasoso.

Además, es importante aumentar la exposición al sol para aumentar la producción de vitamina D. del propio cuerpo. Así que aquí le mostramos cómo tomar el sol para aumentar la síntesis de vitamina D.

Corrigiendo la falta de vitamina A

La vitamina A está presente en muchos alimentos en dos formas: vitamina A preformada y provitamina A.

La vitamina A preformada es la que se encuentra en los productos animales, mientras que la provitamina A está presente en los alimentos vegetales. Su forma más común es el betacaroteno, que nuestro cuerpo transforma en vitamina A.

Las principales fuentes de vitamina A preformada son:

  • Carne de hígado de res;
  • Aceite de hígado de pescado.

Las fuentes de provitamina A incluyen:

  • Papa dulce;
  • Zanahoria;
  • Verduras de hoja verde oscuro.

Los suplementos de vitamina A casi nunca son necesarios, pero si los usa, cuente con el apoyo de un buen médico ya que el exceso de esta vitamina puede ser tóxico.

Corrigiendo la falta de vitamina B12

Los alimentos ricos en vitamina B12 son, por ejemplo:

  • Carne;
  • Huevos;
  • Leche y derivados;
  • Hígado de bovino;
  • Mariscos.

Sin embargo, como la absorción de la vitamina B12 es compleja, puede ser necesario complementar la vitamina por vía oral o incluso mediante inyecciones para compensar la falta de nutrientes.

Tanto los vegetarianos como los veganos y los omnívoros (que comen carne) deben someterse a pruebas de rutina para controlar los niveles de vitamina B12.

Corrigiendo la falta de magnesio

Afortunadamente, existen muchos alimentos ricos en magnesio que puede utilizar para tratar la deficiencia de magnesio. Algunos de ellos son:

  • Granos integrales como avena, por ejemplo;
  • Almendras;
  • Chocolate amargo;
  • Verduras de color verde oscuro.

Aún así, los suplementos de magnesio se pueden usar para ayudar con el tratamiento.

Corrigiendo la falta de calcio

Según un estudio publicado en 2015 en la revista Endocrinología y metabolismo, la mejor manera de corregir la deficiencia de calcio es a través de los alimentos.

Sin embargo, un médico puede sugerir el uso de suplementos de calcio si es necesario. A saber, los alimentos ricos en calcio son:

  • Pescados deshuesados ​​como sardinas;
  • Leche y productos lácteos en general;
  • Verduras de color verde oscuro como la col rizada, el brócoli y las espinacas, por ejemplo.

Consecuencias de la desnutrición

Ciertamente, la desnutrición puede causar muchos otros problemas además de las deficiencias nutricionales.

La desnutrición puede dejarlo con la sensación de estar siempre cansado, con sueño excesivo y con dificultad para pensar. Las deficiencias nutricionales en general también pueden provocar síntomas como caída del cabello, hormigueo en los pies y cicatrización lenta de heridas, por ejemplo.

Además, la falta de ciertos nutrientes impacta en varios procesos de nuestro organismo. Esto puede afectar el funcionamiento de órganos vitales y contribuir al desarrollo de enfermedades.

Por tanto, seguir una dieta variada y equilibrada reduce el riesgo de deficiencia nutricional y te garantiza una vida mucho más sana.

Fuentes y referencias adicionales:
  • Mayo Clinic – Anemia por deficiencia de vitaminas
  • Journal of Nutritional Disorders & Therapy – Deficiencias de nutrientes
  • Organización Mundial de la Salud – Deficiencias de micronutrientes
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades – Información sobre micronutrientes
  • Tiroides – Nutrición global de yodo: ¿dónde nos encontramos en 2013?

¿Ha sufrido de falta de nutrientes? ¿Ha identificado algún síntoma como cansancio constante, por ejemplo? ¡Comenta abajo!

Puede ser interesante  Remedio de laberintitis: los 9 más utilizados

Deja un comentario