7 beneficios de usar chía a diario y cómo usarla en la dieta

Con creatividad, puede incluir chía en una serie de recetas. Por ejemplo, es posible hacer un pudín de chía ligero, una papilla de chía, un batido con chía y un pan de chía ligero. Y vale la pena incluir alimentos en las comidas diarias, ¿ves?

Muy nutritivo, no es gratis que lleve el título de comida sana. De hecho, incluso lleva el título de «súper semilla». Pero, ¿qué beneficios prácticos puede proporcionar el consumo regular de chía? Es precisamente lo que aprenderemos a continuación:

1. Ayuda para la pérdida de peso y el control de los niveles de azúcar en sangre

Peso

Estas ventajas de la chía están relacionadas con sus altos niveles de fibra, grasas saludables y proteínas. Esto se debe a que estos nutrientes ralentizan la velocidad a la que se absorben los carbohidratos de una comida.

Como resultado, se evitan los picos en los niveles de glucosa y azúcar en sangre e insulina.

Las fibras de chía, las grasas saludables y las proteínas también ayudan con la pérdida de peso porque promueven la saciedad.

Al ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre, también se considera un alimento que puede contribuir al control de la diabetes. Obtenga más información sobre el uso de chía para diabéticos.

2. Suministro de precursores de omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son muy importantes para el cuerpo; conozca los beneficios asociados con los omega-3.

Aunque la chía no contiene exactamente estas grasas saludables, sirve como fuente de precursores de estos ácidos grasos, que se convierten en omega-3 en el cuerpo.

Pero los omega-3 de la chía son diferentes de los omega-3 de los peces de aguas profundas como el salmón y el atún. Esto se debe a que el omega-3 está presente en estos pescados en una forma activa para que el cuerpo ya lo use, mientras que la chía todavía necesita convertirse en omega-3 en el cuerpo.

Como resultado, lo que se consigue con la chía es una dosis ligeramente inferior de omega-3. Pero aún así, la adición frecuente de alimentos a la dieta contribuirá un poco al suministro de omega-3.

3. Fuente de antioxidantes

Como ya hemos aprendido aquí, la chía es un alimento rico en grasas saludables. Los alimentos vegetales con mucha grasa también contienen muchos antioxidantes. Por tanto, el consumo frecuente de chía contribuirá al suministro de antioxidantes al organismo.

Pero presta atención al truco: al usar chía en forma de harina, es necesario batir la semilla en el momento del consumo para no perder antioxidantes.

4. Suministro de calcio

La ingesta regular de chía también contribuye al suministro de calcio al cuerpo, un nutriente muy importante para los huesos. Sorprendentemente, la chía tiene más calcio por gramo que los productos lácteos.

Por este motivo, la chía es una excelente fuente alternativa de calcio en la dieta de quienes son intolerantes a la lactosa, veganos o han optado por no consumir leche y productos lácteos.

Además de mantener fuertes los huesos y los dientes, se necesita calcio para ayudar a la contracción y expansión de los músculos y los vasos sanguíneos.

Además, ayuda a secretar hormonas y enzimas, enviar mensajes a través del sistema nervioso, ayudar a la coagulación de la sangre y regular la presión arterial.

5. Fuente de fósforo y magnesio

Otros minerales muy importantes presentes en la chía son el fósforo y el magnesio: ayudan a que el calcio penetre y se fije en los huesos, haciéndolos más duros.

Puede ser interesante  ▷ Elección de Alimentos para tu Dieta en 【2020】

El mineral también juega un papel importante en el uso de carbohidratos y grasas por parte del cuerpo.

Junto con las vitaminas B, el fósforo actúa ayudando a la función renal, las contracciones musculares, el ritmo cardíaco normal y la señalización nerviosa.

Mientras tanto, el magnesio es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas dentro del cuerpo y contribuye al mantenimiento de la función nerviosa y muscular normal.

El mineral también apoya la salud del sistema inmunológico, mantiene estable los latidos del corazón, colabora con la regulación de los niveles de azúcar en sangre y apoya la producción de energía y proteínas.

6. Fortalecimiento de la salud cardiovascular

Salud cardiovascular

Los estudios ya han demostrado que, estadísticamente, la chía contribuye a una disminución de la presión arterial. Por tanto, la alimentación puede ser una buena parte de la dieta hipertensiva.

Pero eso no es todo: las semillas también pueden ayudar a reducir los niveles totales de triglicéridos y colesterol y aumentar el colesterol bueno (HDL). Todos estos factores interfieren con la salud cardiovascular.

7. Alimentos antiinflamatorios

La chía está clasificada como un potente antiinflamatorio. Es importante saber que cuando se habla de inflamación, la referencia no es solo a personas que sufren de dolor de rodilla o de cadera, por ejemplo.

Hay personas que padecen inflamación sistémica, que se presenta principalmente con fumadores, pacientes con enfermedades crónicas, personas con sobrepeso.

¿Cómo usar la chía? ¿Es necesario hidratarlo?

Para utilizar la chía, no es obligatorio hidratarla. Puedes utilizar la semilla cruda y más crujiente sobre un yogur, junto a una macedonia de frutas o con una preparación salada como panes y pasteles, por ejemplo.

La ventaja es que, a diferencia de la linaza, la chía no deja regusto amargo. Aunque para consumir chía no es obligatorio hidratarla, no se debe ingerir una cucharada de chía cruda sola porque se corre el riesgo de atragantamiento.

A medida que la semilla absorbe agua, puede absorber saliva y otros líquidos en la boca. De hecho, ya ha habido un caso en el que una persona murió asfixiada de esta manera.

¡Pero cálmate! Rociar chía sobre frutas y otros alimentos o recetas no hará daño, siempre y cuando no se use una cantidad absurda de semillas, obviamente.

La ventaja de hidratar la chía

Por otro lado, cuando la chía está hidratada, absorbe una gran cantidad de agua y adquiere un aspecto gelificado.

Este formato de gel viscoso formado por mezcla en agua provoca una mayor sensación de saciedad. Así, para quienes buscan adelgazar, comer una cucharada de chía hidratada antes del almuerzo o la cena puede ayudar a controlar el apetito.

En el siguiente video, nuestra nutricionista también explica los beneficios del consumo frecuente de chía:

Fuentes y referencias adicionales
  • MedlinePlus – Calcio
  • Harvard TH Chan School of Public Health – Carbohidratos y azúcar en sangre
  • MedlinePlus – Calcio en la dieta

¿Sueles consumir chía en su vida diaria? ¿Sientes que es bueno para tu salud? ¡Dinos en los comentarios!

Deja un comentario