5 trucos para triunfar en la reeducación dietética

El término reeducación alimentaria es algo que puede asustar, ¿no? Después de todo, cambiar los hábitos alimenticios durante años no es realmente la tarea más fácil.

Sin embargo, transformar la dieta a mejor tampoco es algo imposible de hacer, al contrario. Sin mencionar que la reeducación dietética es importante para perder peso y mejorar la salud en general.

Lo ideal es siempre contar con el acompañamiento de un nutricionista durante todo el proceso. Sin embargo, los siguientes cinco trucos también lo ayudarán a tener éxito en la reeducación dietética:

1. Planifica lo que vas a comer

Planificación

La planificación es la base de cualquier reeducación dietética exitosa. La idea es reservar algo de tiempo para armar un menú con lo que comerás durante la semana.

Al saber de antemano lo que vas a comer, es más fácil preparar cada comida. Es decir, te permite saber qué necesitas descongelar, lavar, picar o cortar, calcular cuánto tiempo vas a dedicar a cocinar y dejar los ingredientes más o menos listos para ahorrar tiempo.

Para aquellos que viven huyendo, un consejo dorado de la planificación es reservar un poco de tiempo del día libre para preparar los alimentos para las comidas semanales con anticipación. Luego simplemente guárdelo en el refrigerador o congelador y será suficiente para calentar al comer.

Por otro lado, al salir a decidir en el acto, corres el riesgo de no tener un ingrediente descongelado o no tener tiempo para lavar o cortar otro alimento.

Esto aumenta las posibilidades de elegir una alternativa poco saludable, como saltarse una comida, consumir comida industrial preparada, comer un refrigerio frito o pedir un comida rápida.

2. Aprenda versiones saludables de sus comidas favoritas

Prácticamente todo el mundo tiene un dulce o salado favorito, que no es exactamente una receta saludable o que te ayude a perder peso. Para matar el impulso sin perjudicar la reeducación alimentaria, el truco consiste en aprender a preparar versiones saludables de estos alimentos.

Por ejemplo, ¿sabías que hay pizza brigadeiro fit y light? También tiene pan de queso en forma de boniato y pastel de chocolate en forma, así como una serie de botanas ligeras.

De todos modos, hay muchas opciones para delicias más ligeras, menos calóricas y más saludables para tu reeducación dietética.

Es muy importante aprender a cocinar de manera saludable y cortar los alimentos procesados ​​y preparados que son perjudiciales para la salud y el estado físico.

3. Lleva comida de casa

Para quienes trabajan fuera de casa o por alguna razón necesitan pasar mucho tiempo en la calle, es muy conveniente llevar comidas saludables de casa en su bolso o mochila. El consejo es llevar una lonchera con un almuerzo saludable y una merienda saludable para cuando vuelva el hambre.

Puede ser interesante  10 beneficios para la salud de vivir sin cafeína

Así, hay menos riesgo de comprar algún alimento congelado para el almuerzo o hacer un bocadillo poco saludable con un bocadillo frito, por ejemplo.

Para los que están trabajando desde casa, el consejo es dejar más o menos listas las comidas saludables que prepararás a lo largo del día.

Incluso en casa, la prisa de oficina en casa es posible que no tenga tiempo para preparar cada comida a la hora de comer. Resultado: la persona puede elegir un snack industrializado que tenga en casa en lugar de una comida saludable.

Para no correr el riesgo de comer lo que no debes o consumir una porción mayor de la necesaria, separa la comida en botes pequeños con la porción correcta para cada comida y esconde el resto.

4. No se distraiga mientras come

5 trucos para triunfar en la reeducación dietética 2

No trabajar, ver televisión o usar su teléfono celular mientras come. Eso es porque el cerebro necesita que te concentres mientras comes una comida para comprender la señal de que el cuerpo está saciado.

Es decir, debe prestar atención a los alimentos que está comiendo, para realmente darle tiempo al cuerpo para que comprenda que está siendo alimentado. Con la sensación de saciedad, resulta más fácil controlar el apetito durante el resto del día.

5. Come proteínas durante todo el día

Se recomienda ingerir proteínas no solo para el almuerzo y la cena, sino también para el desayuno y las meriendas durante todo el día. Además de ser imprescindibles para la salud, las proteínas ayudan a saciar.

Al mismo tiempo, ayudan a desarrollar masa muscular, por lo que son importantes para quienes entrenan. De hecho, conozca los consejos para el desayuno con proteínas y los bocadillos con proteínas.

En el siguiente video, nuestra nutricionista también habla de cinco pasos para tener éxito en la reeducación dietética:

¿Te gustaron los consejos?

¿Haces reeducación alimentaria? ¿Has seguido alguno de estos consejos? ¿Cuál de ellos? ¡Dinos en los comentarios!

Deja un comentario