¿Acné? La proteína de suero podría ser el problema

Si padeces acné pese a alimentarte de manera sana y entrenar duro, la proteína de suero podría ser la culpable. La dermatóloga estadounidense Nanette Silveberg llegó a esta conclusión tras estudiar a cinco adolescentes varones que sufrían acné severo. Todos ellos usaban suplementos de proteína de suero y su acné mejoró al detener su consumo.

 

Hasta hace poco los científicos se burlaban de cualquiera que sugiriera que el acné guarda relación con la dieta. ¿Cómo podría alguien ser tan estúpido de pensar que una dieta compuesta de, digamos carbohidratos refinados y grasas industriales puede causar acné? ¿Cómo podría alguien sugerir que los grandes gigantes alimentarios que “altruistamente” financian las investigaciones científicas, colocan productos en el mercado que no son buenos para nosotros?

Pese a todo existen estudios que muestran una relación entre la dieta y el acné. En 2002 Loren Cordain, fundadora de la paleodieta, demostró que el acné no existe entre las poblaciones indígenas de Papúa Nueva Guinea o los indios Aché de Paraguay [. Cordarin atribuyó esto a la ausencia de alimentos que contuvieran carbohidratos fácilmente asimilables en la dieta de estos grupos poblacionales.

Hace algunos años epidemiólogos de Harvard publicaron una cantidad de estudios en los que adolescentes varones eran más propensos a desarrollar acné cuanta más leche tomaran. El riesgo de desarrollar acné aumentaba algunas decenas de percentiles si se ingerían más de dos vasos de leche al día. No demasiado, pero significativo.

En otro estudio, los mismos epidemiólogos de Harvard descubrieron que no sólo existía una relación con la leche, sino también con el requesón.  La leche contiene suero, así como el requesón. La proteína de la leche contiene aproximadamente un 20% de suero. La proteína de suero es diferente de otras proteínas porque potencia mucho más la secreción de insulina.

 

Si la proteína de suero de nuestra dieta incrementa las posibilidades de sufrir acné, entonces sería lógico verlo en gente joven que use suplementos de suero, según Silverberg. Esta dermatóloga se encontró en su práctica profesional con 5 hombres jóvenes que padecían acné severo y empleaban suplementos de suero de leche. Dos de ellos querían ganar peso y los otros tres empleaban el suero para desarrollar músculo.

Silverberg les pidió suspender el consumo de la proteína de suero, pero se negaron. La proteína de suero parece tener un “potencial adictivo” según la doctora.

Pero cuando los jóvenes detuvieron el consumo de la proteína de suero después de algún tiempo, su acné se suavizó –y Silverberg fue capaz de tratarlo con peróxido de benzoilo o antibióticos orales. Silverberg ya había comenzado a emplear esta medicación antes sobre los jóvenes antes de que dejaran de tomar el suero de leche, pero tenía escaso o nulo efecto.

Uno de los jóvenes estaba en la mitad de su segundo ciclo de isotretinoina cuando detuvo el consumo de suplementos de proteína de suero. Su primer ciclo no tuvo efecto, pero cuando suspendió el consumo de suero su acné desapareció.

Después de que sus pacientes abandonaran este suplemento Silverberg constató una notable mejora en dos semanas.

“La proteína de suero de leche podría ser comedogénica en el huésped susceptible” afirmó Silverberg en una entrevista. [dermatologistsblog.com September 16, 2012]

“El empleo de los suplementos de proteína de suero debería ser controlado de acuerdo al historial de los adolescentes varones. Una prueba en la que se detenga el consumo de estos productos durante un tiempo debe recomendarse, especialmente en aquellos individuos cuyo acné no se está curando bien con la terapia estándar.”

Fuente del estudio: Cutis. 2012 Aug;90(2):70-2.

Calificación