Saltar al contenido
Fisiomorfosis

Si no tienes una buena condición física no hagas CrossFit

El CrossFit es uno de los tantos productos del Fitness, que ha cogido los ejercicios del entrenamiento deportivo, que se llevan realizando desde hace décadas.

Por lo tanto el CrossFit no es nada novedoso, utiliza el entrenamiento en circuito que data de los años 50′ combina ejercicios de alta intensidad, burpees, coordinación, fuerza, resistencia, trabajos con balones medicinales, etc. En definitiva lo que hemos hecho los deportistas durante cada pretemporada.

Ahora el problema radica que este tipo de ejercicios puede ser muy apropiado para deportistas o personas que tienen una muy buena condición física, pero es muy nocivo para quienes llevan una vida sedentaria. Por ejemplo mi amigo Josete, que no corre ni el autobus y tiene un sobrepeso de 20 kilos, es muy probable que termine con una lesión. Es como si una persona obesa se apuntara a un club de atletismo y el entrenador le dijera “venga a entrenar 110 con vallas” y lógicamente terminaría con un desgarro, con contracturas en la espalda o con un esguince de tobillo al saltar la primera valla.

Con el Crossfit pasa lo mismo, una persona que se pone a saltar bancos (Pliometría) con 20 kilos de más lo más posible es que se lesione. Su espalda no está fortalecida ni preparada para la caída, tampoco sus tobillos, rodillas, etc.

Yo creo que el CrossFit es una disciplina para una población con una excelente condición física y no debería ser practicado por aquellas personas que no lleven años familiarizados con el entrenamiento deportivo. Fuente