8 errores que acaban con tu progreso en el entrenamiento

Quienes entrenan con un enfoque en desarrollar masa muscular, perder peso o mejorar la salud conocen los esfuerzos que deben realizar en cada sesión de ejercicio. Por eso es muy frustrante cuando los resultados dejan de mostrarse.

Sin embargo, mejor que desanimarse y darse por vencido es identificar qué impide avanzar en la formación y corregir el problema. Puede ser que el escollo sea uno de esos errores que detienen el progreso en el entrenamiento:

1. Piensa demasiado

A veces, en el afán de obtener los resultados de los sueños, el practicante pasa más tiempo investigando, planificando y pensando en las estrategias de entrenamiento, que entrenándose él mismo.

Además, puede ser que estas tácticas sean muy complejas, no funcionen para la persona y casi pierda la cabeza tratando de pensar en una solución. En tales casos, puede ser mejor dejar de pensar tanto y volver a lo simple.

Entonces, el consejo es hablar con un educador físico para comenzar desde lo básico. Con estrategias sencillas, pero que el practicante puede hacer y que le puede llevar un poquito llegar a la meta que tiene por delante.

2. No reduzca volúmenes y cargas

Pesos

Se recomienda tomar una semana cada cuatro o cinco para reducir a la mitad los volúmenes y cargas (pesos) utilizados en el entrenamiento. Se cree que esto reinicializa el sistema nervioso central, lo que permite que las articulaciones tengan tiempo de recuperarse.

3. Entrena con hambre

No es de extrañar que el entrenamiento con el estómago vacío se llame receta para el desastre. Después de todo, se necesita energía para gastar en entrenamiento. Sin mencionar que existe el riesgo de perder masa muscular y sentirse mal al hacer ejercicio con hambre.

Los que entrenan con suficiente intensidad y volumen necesitan una proteína y un carbohidrato 60 minutos antes del entrenamiento. Además, un batido en medio de la sesión también puede ayudar. Aprenda ideas para refrigerios antes del entrenamiento.

4. Toma muchos suplementos energéticos

Se recomienda pasar al menos dos días sin cafeína u otros estimulantes. Demasiada cafeína puede causar estragos en el sistema nervioso central y detener la recuperación. Un consejo es dejar los estimulantes para los días en los que entrena las partes más débiles del cuerpo.

Puede ser interesante  ▷ Ganar Músculo en 【2020】

Además, antes de tomar suplementos con cafeína u otros estimulantes, es fundamental consultar al médico o nutricionista. Esto es para asegurarse de que el producto en cuestión sea realmente eficaz y seguro.

5. No tener seguimiento en la recuperación del entrenamiento

Masaje

Especialmente para los profesionales mayores, un seguimiento de la recuperación del entrenamiento ayuda mucho. Estamos hablando de acupuntura y masajes semanales, si tu bolsillo lo permite, claro.

6. Haz entrenamiento piramidal

Por supuesto, debes consultar a tu entrenador para tomar la decisión final, pero vale la pena saber que una de las críticas al entrenamiento piramidal es que conlleva muchas repeticiones.

Otro argumento es que el entrenamiento hasta el fallo durante 15 repeticiones fríe el sistema nervioso antes de que el practicante alcance la serie más pesada. En lugar de la pirámide, una opción es la rampa arriba, en el que se aumenta la carga en cada serie hasta alcanzar el peso que el practicante es capaz de utilizar.

7. Pensar que los carbohidratos son enemigos

En un mundo donde las dietas bajas en carbohidratos han ganado mucha fama, algunos pueden sentir que los carbohidratos no tienen nada de bueno. Pero esto no es cierto: son fundamentales para un buen desempeño en los entrenamientos.

Un entrenamiento con suficiente intensidad necesita cinco gramos de carbohidratos por cada dos series de ejercicios. Sin embargo, para averiguar la cantidad exacta de carbohidratos que necesita su pre-entrenamiento particular, consulte a un nutricionista.

8. Abuso el día de la basura

El día de la basura es ese momento en el que la persona abandona la dieta y come lo que normalmente no puede comer a diario.

Sin embargo, cuando no puede controlarse y ingiere demasiadas calorías el día de la basura, corre un grave riesgo de perder los esfuerzos de toda una semana.

Por lo tanto, si eres fanático del día basura, recuerda mantener el control y no abusar demasiado de él para no anular tu dieta y tus esfuerzos de entrenamiento.

¿Comete alguno de estos errores? ¿Crees que alguno de ellos podría ser el motivo de tu falta de resultados? ¡Comenta abajo!

Deja un comentario