7 formas de aumentar el rendimiento de su gimnasio

Si eres honesto, cuando alguien te pregunta cómo te fue en la práctica, no siempre puedes decir: “¡Genial!” A veces es solo “Meh”. ¿Porqué es eso? ¿Por qué tus entrenamientos no son increíblemente productivos, incluso emocionantes? ¿Qué puede hacer para asegurarse de que sus entrenamientos no solo sean “increíbles”, sino que se acerque más al físico que desea?

Aquí hay siete cosas que puede comenzar a hacer ahora para sacar conclusiones inevitables de entrenamientos excelentes y productivos cada vez que ingresa al gimnasio.

1. Estar bien nutrido, hidratado y relajado

Todo lo que ha hecho desde su último trabajo marca la pauta para el siguiente. Los alimentos que comió, el resto que ingirió, los líquidos que bebió, todo afectará lo bien que se recuperará la próxima vez. Los recién nacidos en casa, enfermedades, saltarse comidas, no tomar suficientes líquidos (o tomar demasiados líquidos incorrectos) y otros factores de estrés, pueden hacer que sus entrenamientos sean equilibrados como una rutina.

Estar bien nutrido, hidratado y relajado

Siempre haga bien estas tres cosas: nutrición, relajación e hidratación, y estará en el camino del éxito en el gimnasio. Omita cualquiera de ellos y será un trabajo cuesta arriba hasta el final.

2. Establecer metas específicas

Ir al gimnasio sin objetivos específicos no es el preludio de un trabajo exitoso. ¿Cómo puedes entrenar duro si no sabes por qué estás entrenando? El éxito requiere más reflexión que simplemente decirse a sí mismo que debe ir al gimnasio y hacer algunas repeticiones.

La próxima vez, antes de ir al gimnasio, siéntese en un lugar tranquilo y piense exactamente en lo que necesita para hacer ejercicio. ¿Quiere aumentar su peso corporal? ¡Está bien, genial! ¿Cuánto quieres pesar y cuándo? O tal vez no esté satisfecho con el tamaño de sus brazos o piernas. ¿Exactamente cuánto más quieres que sean? Si desea que sus brazos midan 40 centímetros un día, establezca una meta a corto plazo de agregar una pulgada en 12 semanas.

El punto es tener un objetivo muy claro en cuanto a para qué te estás entrenando y cuándo vas a lograrlo. Si tiene un fuerte sentido de propósito, conducirá cuando golpee las pesas, o golpeará la pared. Con un objetivo específico, puedes atacar tus entrenamientos con pasión.

3. Haga un pre-entrenamiento

Si está tirando de burros durante su trabajo, podría beneficiarse de un pequeño levantamiento. Las generaciones pasadas han dependido del café para un impulso de energía. En estos días, hay disponible una amplia gama de potentes productos pre-entrenamiento no solo para aumentar los niveles de energía, sino también para mejorar la concentración mental y el bombeo muscular. Si nunca los ha probado, nunca sabrá lo que se está perdiendo.

Slug down antes del entrenamiento

La mayoría de los productos están diseñados para brindarle energía duradera de 60 a 90 minutos. Personalmente, me gusta empezar a beber el mío unos 30 minutos antes de comenzar a calentar para mi primer entrenamiento. Bebo la mayor parte mientras conduzco al gimnasio y me lo termino justo antes de cruzar la puerta. De esta manera, mi trabajo previo está en la fuerza máxima hasta que haya terminado de entrenar.

4. Tener un socio competitivo / de capacitación

No siempre es fácil mantenerse motivado y dar el 100 por ciento a cada ejercicio. Todos sabemos lo fácil que es bajar, tomar atajos y poner excusas de por qué no fuimos tan pesados ​​como deberíamos o por qué detuvimos el set cuando algunos representantes más nos dejaron.

Cuando se encuentra un compañero de entrenamiento, o mejor aún, si encuentra un compañero que pueda ser un competidor amistoso, estará en su juego con más frecuencia. Tu orgullo y tu ego probablemente no permitirán que esa otra persona te muestre y te haga parecer débil o perezoso. Si sabes que puedes hacer rebotar una prensa 315 durante 10 repeticiones presionándote, es menos probable que te detengas en 5-6 repeticiones cuando tu compañero te está mirando. Cuando estás solo, ¿quién está mirando? No importa

Puede ser interesante  Cinco razones para incluir huevos en tu dieta

5. Cambie su entrenamiento de recortes (en serio)

Cuando te ves bien, te sientes bien. Piense en cómo se siente cuando se mira en el espejo con una camiseta vieja y andrajosa y pantalones de pijama. Ahora mírate con un bonito traje y corbata, listo para una gran noche de fiesta. Te sientes más seguro, ¿verdad? El mismo principio se aplica a cómo te vistes para el gimnasio.

Disfrute de camisetas sin mangas, pantalones cortos, leggings, camisetas y zapatillas de deporte nuevas. Suena como algunas personas, pero estudio tras estudio ha llegado a la conclusión de que lo que gasta afecta su rendimiento.[1, 2, 3] Se trata simplemente de comprar un equipo de entrenamiento moderno que te impulsa a ponértelo y entrenar tu trasero.

6. Entrenamiento para la música adecuada

La música es una forma poderosa y eficaz de establecer su estado de ánimo. Puede hacerte feliz, triste, enojado o simplemente querer levantarte y bailar. También te puede entrenar.

La mayoría de los gimnasios tocan las 40 mejores canciones, que ni siquiera inspiran a los jóvenes de 14 años que están ocupados tomándose selfies en el espejo. Crea tu propia lista de reproducción de canciones flip que se convierten en tu cerebro al modo bestial.

Entrenamiento para la música adecuada

Puede ser rap, speed metal, rock clásico o lo que sea que haga por ti. Si se balancea y se golpea la cabeza, canta y no tiene cuidado con quién lo está mirando, tiene la música adecuada para ayudarlo a acabar con sus entrenamientos.

7. Asiste a una competencia de físico

Una cosa es ver fotos de física excelente en tu teléfono o en una revista; Verlos en vivo y en persona, flexionarse y moverse frente a ti en la vida real es un animal completamente diferente. Cualquiera que sea la etapa de culturismo en la que se encuentre, no puede evitar emocionarse al ver a tantos hombres y mujeres que se han entrenado y han hecho una dieta ardua para presentar la física más grandiosa y despojada que puedan.

He estado en más competencias de las que puedo contar, y también he tenido mucha competencia, pero recibo esa carga eléctrica cada vez que voy. ¡Me dan ganas de salir corriendo y destrozar el gimnasio! No hay forma de que puedas tener nada más que entrenamientos asesinos durante al menos una semana después de ver estas demostraciones de flexión de músculos. Google “competiciones de culturismo cerca de mí”, vaya a la próxima competición local y encienda su motivación de entrenamiento.

Referencias

  1. Adam, H. y Galinsky, AD (2012). Cognición cerrada. Revista de psicología social experimental, 48(4), 918-925.
  2. Slepian, ML, Ferber, SN, Gold, JM y Rutchick, AM (2015). Efectos cognitivos de la ropa formal. Ciencias de la psicología social y de la personalidad, 6(6), 661-668.
  3. Dreiskaemper, D., Strauss, B., Hagemann, N. y Büsch, D. (2013). Influencia del color del jersey rojo en los parámetros físicos en los deportes de combate. Revista de psicología del deporte y el fitness, 35(1), 44-49.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: Promedio: )

Deja un comentario